'Telecos'

Vodafone y Jazztel ganan cuota a Telefónica en móvil y banda ancha

La competencia se intensifica en el primer trimestre, según la CMT Telefónica ha pinchado en España en el primer trimestre. Los resultados financieros que publicó el miércoles así lo demuestran, pero las cifras podrían deberse a un parón del mercado que hubiera afectado a todos los rivales por igual. No ha sido así. El negocio sigue creciendo, pero la competencia se intensifica, y Vodafone y Jazztel han ganado la partida.

El terreno de juego en el que compiten todos los días las operadoras de telecomunicaciones ha disparado su agresividad a medida que la crisis y el parón del consumo han mermado la aparición de nuevos clientes y reducido el gasto de los que ya están. La batalla por hacerse con los pocos usuarios inéditos, por robar los ajenos y conservar los propios se ha intensificado y deja en cada envite ganadores y perdedores de la pugna.

En el primer trimestre le ha tocado perder a Telefónica, según el recuento de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Ayer hizo público el informe correspondiente a marzo y en él constata que la caída que había comenzado a finales del año pasado se ha intensificado, tanto en telefonía móvil como en banda ancha.

Así lo habían reflejado los resultados financieros que publicó el martes la operadora. España pinchó, pero Latinoamérica y la flexibilidad financiera de la firma fueron al rescate. Ahora, los datos operativos de la CMT explican el porqué de ese resultado financiero y aclaran que, aunque la recesión ha influido, la caída de Telefónica ha sido sobre todo por la fortaleza de sus rivales.

TELEFÓNICA 6,11 1,73%

Las cifras más llamativas están en telefonía móvil. En marzo, 204.283 nuevos clientes se sumaron a las filas celulares, un número que no convierte al mes en el mejor de la historia, pero tampoco en el peor. Lo mismo sucede si se toman los datos del trimestre.

El problema para Telefónica es que fue Vodafone la que se llevó la mayor parte de este crecimiento. La operadora británica captó más del 65% de las líneas en el trimestre, compartiendo protagonismo con los móviles virtuales, cuyas bajas tarifas tentaron al 30%. Orange y Yoigo se quedaron ambos por debajo del 15%.

Estos números podrían llevar a la conclusión de que la CMT se ha equivocado en la cuenta: la suma supera el 100% y todavía queda una operadora por contar. La explicación es que Telefónica no sólo no gana clientes en el trimestre, sino que los pierde, con lo que ha reducido su parque total desde diciembre y también su cuota de mercado, que se queda en el 43,94%.

Esta realidad no coincide con la comunicada en sus resultados financieros, donde Telefónica dijo haber ganado 10.000 clientes en el trimestre. Pero es que la CMT tiene reglas más estrictas para determinar cuándo un cliente está activo y cuándo no, así que la teleco ha comunicado al regulador una cifra diferente.

Esta circunstancia se repite en el mercado de banda ancha, donde Telefónica suma 38.560 altas en ADSL, menos de las comunicadas en los resultados. Otra vez, esta cifra constata que Telefónica ha vivido uno de los peores trimestres de su historia. El mercado de banda ancha en su conjunto ganó más de 190.000 líneas entre enero y marzo, lo que deja la cuota del ex monopolio en el 22,39%, su peor registro hasta la fecha.

Otra vez, es Vodafone quien vence en la batalla, también en banda ancha. Esta compañía ha captado más líneas que ninguna otra. La segunda es Jazztel. Entre ambas marcan un récord de captación de las operadoras alternativas de ADSL, que se han hecho con el 60,85% de las altas en el trimestre. El cable, con el 16,76% de la captación, sigue en horas bajas.

La caída de Telefónica en banda ancha llama más la atención si se recuerda que hace no tantos meses llegó a captar tres de cada cuatro nuevos clientes, el 75%. Pero la crisis ha llevado a los usuarios a buscar el ahorro y a decantarse por las ofertas más baratas. Esta tendencia se ha acentuado en marzo, que Telefónica reconoce como un mes nefasto tanto en fijo como en móvil. En banda ancha, captó el 10% de las altas.

Estos datos constatan que el plan de choque para conservar clientes que lanzó Telefónica a principios de año ha tenido resultados muy discretos. La compañía, con todo, asegura que en abril se está recuperando.

Donde el mercado se ha desplomado en su conjunto es en telefonía fija, ya que las líneas caen por noveno mes consecutivo, arrastradas por el cierre de empresas y las desconexiones. En el año, la pérdida asciende a 223.400 líneas.

En el resto de los negocios, móvil y banda ancha, el mercado mantiene el pulso, pese a que la crisis ha reducido el ritmo de crecimiento. Lo que se ha incrementado es la competencia, como demuestra la cifra récord de portabilidades de fijo. Más de 130.400 clientes cambiaron de operador en marzo llevándose su número de teléfono, atraídos por los servicios empaquetados de telefonía fija y banda ancha. En móvil, la portabilidad sumó 378.800 líneas.

O2 podrá conservar sus frecuencias en Reino Unido

Telefónica y Vodafone han recibido buenas noticias desde el Reino Unido. Como informó este diario, la filial de la española, O2, y su competidora podrán conservar sus frecuencias de telefonía móvil en la banda de 900, pese a la presión de sus rivales.

Así lo dice el informe encargado por el regulador británico, que a cambio recomienda poner un tope máximo de cuantía de frecuencias que cada operadora puede tener. Por eso, si O2 y Vodafone, que son las que más espectro acumulan, quisieran participar en los nuevos concursos que se van a convocar para repartir más espacio radioeléctrico, tendrían que deshacerse de parte del que ya tienen. Las operadoras tienen cinco semanas para alegar a este informe. Después se tomarán la decisión definitiva.