_
_
_
_
Mercados

Las emisiones de deuda pública alcanzan niveles récord

Los planes de estímulo han disparado las emisiones de deuda gubernamental a niveles récord. La avalancha de papel continúa y sólo esta semana el Tesoro de EE UU ha emitido 183.000 millones de dólares (134.000 millones de euros) en letras y bonos. En Europa son 20.000 millones de euros esta semana y en lo que va de año los Estados han emitido el 40% de lo previsto para 2009.

Reactivar la economía mediante planes de estímulo económico multimillonarios ha disparado las emisiones de deuda gubernamental. Los primeros indicios de recuperación no han frenado esta tendencia y en las últimas semanas las ventas se han acelerado.

"Los calendarios de emisiones se adelantan por lo que pueda pasar para evitar un previsible encarecimiento de la financiación. Aún no sabemos si las señales de recuperación son fiables y si hay mayores riesgos de deflación o de inflación", explica Pablo Guijarro, analista de AFI. "En dos semanas EE UU ha emitido lo que antes solía pedir prestado en todo un ejercicio", comenta Quentin Fitzimmons, responsable de renta fija de Threadneedle.

EE UU ha colocado esta semana 71.000 millones de dólares en bonos a tres, 10 y 30 años, cifra que asciende a 183.000 millones de dólares si se incluye también la venta de letras. Una cantidad que se suma, además, a los 213.000 millones de dólares emitidos la semana pasada. Y todo hace prever que las emisiones sigan pulverizando récords.

"Los volúmenes de emisión han sido muy fuertes en las últimas cinco semanas pero hay bastante demanda", comenta José Luis Carmona, de Inverseguros. Según datos del Tesoro de EE UU, sólo en la primera mitad de 2009 -ejercicio que va de octubre a marzo- las emisiones netas alcanzaron 1,05 billones de dólares y superaron así el récord de 760.400 millones en la primera mitad de 2007.

El enorme tamaño de los planes de estímulo explica esta tendencia y provocará que el déficit de EE UU ronde el 11,1% del PIB este ejercicio y el 10% en 2010, según Goldman Sachs, lo que implica que la deuda gubernamental como porcentaje del PIB se disparará un 80,6% este ejercicio y el 89% en 2010, según la firma.

Goldman Sachs estima que EE UU necesitará 3,24 billones de dólares este año y otros dos billones en 2010. "Si nuestras cifras son correctas los patrones de financiación actuales pueden cubrir las necesidades de 2010 pero el Tesoro de EE UU deberá colocar otros 800.000 millones en los próximos meses si nuestra estimación para este año es acertada, añaden desde la firma de análisis.

En Europa los Estados han emitido 344.000 millones de euros en lo que va de ejercicio, cifra que representa el 40% de lo estimado para todo el año, según Deutsche Bank. La gran pregunta, atendiendo a los fuertes volúmenes de emisión a nivel global, es si el mercado tiene capacidad para seguir absorbiendo papel a los precios actuales si las rentabilidades empiezan a remontar, algo que se ha visto en las últimas semanas. De hecho, la subasta de 14.000 millones de dólares de bonos a 30 años ayer en EE UU se adjudicó a un tipo del 4,28% cuando se esperaba que rondara el 4,19%, lo que disparó la rentabilidad de la deuda.

Los expertos comentan que aunque la aversión al riesgo comienza a disminuir, la demanda de activos seguros sigue fuerte, a la espera de ver si la inflación se convierte o no en una amenaza seria.

De momento, el escenario económico es sombrío y las políticas de recompra de deuda que se han anunciado en EE UU -la Fed ha comprado ya 92.215 millones de dólares- y Reino Unido para mantener los tipos de interés bajos también juegan a favor. "Estas políticas permiten que se libere dinero que puede transmitirse a la economía y estabilizar el precio de otros activos. Puede facilitar la absorción de las emisiones de deuda. EE UU probablemente tratará de estabilizar los tipos si repuntan en exceso", añade Fitzimmons.

El Tesoro adjudica 4.000 millones más

El Tesoro Público en España continúa apelando con éxito al mercado. En la sesión de ayer adjudicó un total de 3.003 millones de euros en bonos a tres años y 961 millones en títulos a cinco años frente a un volumen máximo previsto de 4.500 millones de euros.Las rentabilidades de las subastas se ajustaron, además, a los niveles del mercado secundario. Así, la rentabilidad marginal de la emisión a tres años con un cupón del 2,75% se fijó en el 2,05%, mientras que la rentabilidad del bono a cinco años con cupón del 4,75% se fijó en el 2,88%.La financiación prevista por el Estado para este año asciende a 88.000 millones de euros y el Tesoro ha emitido ya 48.062 millones, lo que supone un 54% del total. "Hay que tener en cuenta que esta cifra también incluye refinanciaciones por lo que la emisión neta rondará los 54.000 millones", explican desde una entidad extranjera."En España de momento las emisiones se absorben bien lo que implica que el Tesoro no tiene problemas a pesar de que ha pasado de superávit a déficit. Tendremos que ver cómo va la economía y si tienen que emitir más de lo previsto inicialmente. De momento la deuda se va colocando bien y el spread contra el bono Alemán se ha ido estrechando. Habrá que estar atentos al riesgo de crédito y a los ingresos fiscales porque probablemente caerán por la crisis".Entretanto, el diferencial entre el bono español a 10 años y el alemán al mismo plazo ha caído a 65 puntos básicos desde los 140 que llegó a alcanzar en los momentos de máxima tensión este año.

Deuda alemana

La decisión del BCE de comprar titulizaciones hipotecarias por valor de hasta 60.000 millones de euros no terminó de convencer al mercado y la rentabilidad de la deuda alemana se disparó un 4,49% ayer hasta situarse en el 3,385%.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_