Crisis económica

Bernanke prevé una recuperación lenta en Estados Unidos

El presidente de la Reserva Federal de EE UU, Ben Bernanke, predijo hoy que la economía de su país repuntará a finales de año, pero destacó que la recuperación será "gradual" y que el desempleo seguirá alto durante algún tiempo.

Bernanke, presidente de la Reserva Federal
Bernanke, presidente de la Reserva Federal

"Seguimos augurando que la actividad económica tocará fondo y repuntará en el curso de este año", dijo Bernanke ante el Comité Económico Conjunto de la Cámara de Representantes y el Senado.

No obstante, la recuperación no tendrá la forma de 'v' de otras ocasiones, sino que el crecimiento continuará por debajo de su potencial "por algún tiempo", lo que significa que aumentará aún más la capacidad ociosa de las empresas, según Bernanke.

"La recuperación ganará impulso sólo de forma gradual", afirmó Bernanke, quien dijo que las empresas "probablemente seguirán cautas a la hora de contratar". "El índice de desempleo podría mantenerse alto por algún tiempo, incluso después de que se restablezca el crecimiento económico", añadió.

Actualmente, un 8,5% de la población activa está sin trabajo en Estados Unidos, tras la pérdida de más de 660.000 empleos en marzo.

El jefe de la Fed habló en un momento en que han aparecido indicios de una desaceleración de la caída de la actividad en Estados Unidos, que ha motivado una recuperación en las bolsas en las últimas semanas.

Bernanke prevé que en los próximos trimestres el mercado inmobiliario comenzará a estabilizarse y que se ralentizarán las reducciones de inventarios, al tiempo que la demanda recibe la inyección de las medidas de estímulo fiscal y monetario.

No obstante, el presidente de la Fed advirtió de que las previsiones del banco central asumen una "reparación gradual" del sistema financiero y si ésta no se concreta, la recuperación incipiente podría ahogarse.

Bernanke constató la mejora en algunos sectores del sistema financiero, como el mercado de deuda a corto plazo, pero recalcó que los bancos siguen "bajo una tensión considerable".

La Reserva Federal y el departamento del Tesoro divulgarán el jueves los resultados de unas pruebas de resistencia a las que han sometido a los 19 mayores bancos de Estados Unidos.

Una vez que sean publicados, esas entidades tendrán seis meses para adquirir los colchones de capital necesarios para hacer frente a una hipotética recesión más profunda que la pronosticada ahora, explicó Bernanke. El Tesoro pondrá a su disposición capital para tal propósito, afirmó el jefe de la Fed.