Japón

La Bolsa de Tokio cierra en máximos de cuatro meses

Las acciones en la bolsa de Tokio han alcanzado hoy su mejor cierre en cuatro meses y las monedas de alto rendimiento mantenían sus ganancias ya que los inversores apostaban por activos de riesgo, ante más evidencias de que la economía global está mejorando.

Muchos mercados en Asia y Europa estaban cerrados por el Día del Trabajo, pero los mercados británicos y estadounidenses operarán como de costumbre. Los mercados bursátiles de todo el mundo han subido esta semana por una creciente confianza en que la economía mundial está comenzando a salir de una profunda recesión provocada por la crisis financiera, en especial en Estados Unidos, que muestra señales de haber dejado atrás lo peor.

Una caída menor a la esperada en las exportaciones surcoreanas durante abril y señales de que la actividad manufacturera regional en Estados Unidos está mejorando apuntan a que las cifras del Instituto de Gerentes de Compra estadounidense mostrarán una sorpresiva alza en abril.

Pero algunos analistas siguen siendo cautos y dijeron que los inversores podrían estar anticipándose dado el estado aún incierto de los mercados financieros.

"Las noticias son mucho menos peores de lo que estaban siendo, pero eso no significa que todo se haya arreglado", dijo Lucinda Chan, directora de división de Macquarie Equities en Sidney.

El promedio Nikkei de la bolsa de Tokio subió un 1,7% pese a nuevos datos que mostraron que la economía local se acerca nuevamente a una deflación y el desempleo aumentó a un ritmo récord en marzo, tocando niveles máximos en 4 años.

Pero el índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas perdió un 0,12% y retrocedió desde máximos de seis meses, principalmente por un ligero descenso de las acciones en Australia. La mayoría de los mercados incluídos en el índice estuvieron cerrados el viernes.

En abril, el índice MSCI trepó un 14,6 por ciento, su mayor ganancia mensual en una década.

Las noticias corporativas también ayudaban a mejorar la confianza. Las acciones de Canon, el mayor fabricante mundial de cámaras digitales, subieron un 6,1% luego de que la compañía mejoró su estimación anual.

La presentación de Chrysler en bancarrota y la propagación del virus de la influenza A, conocido como gripe porcina, no llegaron a contener el optimismo acerca del crecimiento global. Algunos analistas han dicho que la recuperación en las bolsas, liderada por una robusta subida en los mercados asiáticos, podría tener más espacio para seguir subiendo porque los inversores han sido tan pesimistas acerca de las perspectivas y muchos aún están guardando sus fondos en efectivo.