Primero de mayo

Corbacho descarta una reforma laboral unilateral al margen del diálogo social

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, descartó hoy que el Gobierno central aborde una reforma laboral de forma unilateral y sin pasar las propuestas por la mesa del diálogo social, y advirtió a la CEOE que el Ejecutivo "no estará" a favor ante medidas que supongan un abaratamiento del despido.

En su visita a Barcelona para asistir los actos que CC.OO. y UGT celebraron por el Primero de Mayo, el ministro reprochó a la patronal su discurso de pedir unos despidos más baratos en lugar de aprovechar las ventajas que el Gobierno ha puesto en marcha para fomentar la contratación de desempleados.

"Me sorprende que las organizaciones empresariales, en lugar de poner en valor la medida que permite contratar a parados sin coste alguno en Seguridad Social, dirijan sus demandas hacia el abaratamiento del despido", añadió Corbacho.

Apuntó a que, si el Ejecutivo diera su apoyo a esta petición patronal, podría caer en la "injusticia", puesto que haría pagar la crisis "a los trabajadores que antes cobraban 1.000 euros y ahora están sin empleo".

El titular de Trabajo sostuvo que el Gobierno no se niega a emprender cambios, pero condicionó cualquier reforma laboral a que pase por la mesa del diálogo social constituida el pasado mes de julio y en la que están presentes agentes económicos y sociales.

El ministro destacó la alta participación ciudadana en la jornada reivindicativa del 1 de mayo en un momento de "crisis profunda", y aplaudió la "alta responsabilidad" demostrada por las organizaciones sindicales para hacer frente "día a día" a las necesidades que plantea la actual situación económica.