Sector inmobiliario

Los visados para nuevas viviendas acentúan sus desplome al 66% al inicio del 2009

El número de visados solicitados para construir nuevas viviendas se redujeron a un tercio (-66,2%) entre enero y febrero respecto a los niveles de hace un año, hasta las 20.114 unidades, según datos del Ministerio de Fomento. En 2008, los visados registraron una caída del 58,1%.

Además, las solicitudes de visados para viviendas de nueva construcción se redujeron un 41% en el mes de febrero respecto a los niveles con los que cerró el pasado año.

Los datos muestran que la actividad de promotores y constructores sigue frenándose en un esfuerzo por ajustar los ritmos de producción a una demanda que permanece congelada en plena sequía crediticia, y en paralelo a la búsqueda de fórmulas para dar salida al 'stock' de viviendas sin vender.

De los visados para nuevas viviendas familiares contabilizados hasta febrero, 15.219 unidades, el 75,6% del total, correspondieron a la construcción de pisos en bloque, un 68,4% menos en relación con el mismo periodo de 2008, cuando los visados para este tipo de obras ascendieron a 48.275 unidades.

Los 4.893 visados restantes para viviendas familiares se pidieron para levantar inmuebles unifamiliares, con un descenso interanual del 56,9%, cuando se solicitaron 11.361 visados.

Menor descenso en reformas

Por contra, la estadística que elabora el Ministerio de Fomento muestra una menor caída en los trabajos de ampliaciones, reformas y restauraciones de viviendas.

En enero y febrero se solicitaron un total de 4.904 visados para ejecutar este tipo de obras, lo que arroja una reducción del 10% en relación a igual periodo de 2008, cuando las peticiones de visados para ampliaciones, reformas y restauraciones sumaron 5.449 unidades.

Del total de trabajos, sólo 589 proyectos (el 12% del total) correspondieron a obras de ampliación de viviendas, siendo el resto (4.315) labores de reforma o restauración.