Automoción

Seat advierte que el Q3 ajustará los costes a los proveedores

Seat advirtió ayer que la producción del Audi Q3 en la planta de Martorell (Barcelona) exigirá un nuevo esfuerzo de la industria auxiliar para cumplir con los estándares de calidad alemanes. La adjudicación del todocamino garantiza hasta 7.000 puestos de trabajo de proveedores.

El presidente del consejo de administración de Seat, Francisco García Sanz, advirtió ayer a los proveedores de la factoría de Seat que "deberán tomar ejemplo" de los acuerdos alcanzados en la marca española para conseguir la adjudicación del Audi Q3 y aumentar su competitividad, encontrando "soluciones imaginativas". Sin mencionarlo, García Sanz se refirió al pacto de congelación salarial sellado para este año.

De esta forma, el también miembro del consejo de dirección de Volkswagen y presidente de Anfac recordó que la adjudicación del todocamino supondrá una producción de 80.000 unidades a partir de 2011, una inversión de 300 millones de euros y la garantía de empleo para 1.200 trabajadores de Martorell, que puede suponer el mantenimiento de entre 5.000 y 7.000 en la industria auxiliar. García Sanz destacó que la asignación del Q3 representará "un punto de inflexión" para el nivel de competitividad de la factoría, "puesto que se trata de un modelo de Audi". De esta forma, García Sanz tomó el relevo al presidente de Seat, Erich Schmitt, que hace una semana avisó a la plantilla de Seat que debería realizar esfuerzos adicionales en productividad y flexibilidad para aumentar el nivel de competitividad de la factoría española dentro del grupo. Schmitt resaltó ayer que el compromiso de Audi y Volkswagen con Seat dependerá de la calidad que consiga la factoría y los proveedores con el Q3, porque "Audi es la mejor marca automovilística del mundo".

García Sanz reconoció durante su discurso pronunciado ante el ministro de Industria, Miguel Sebastián, que la fábrica española compitió con los centros de Eslovaquia y Hungría. Sebastián, que acudió por segunda vez este año a Martorell para visitar esta vez la nueva línea de producción de la gama de la berlina Exeo, se mostró satisfecho por la futura producción del Q3 y felicitó especialmente a García Sanz y al consejero de Innovación de la Generalitat catalana, Josep Huguet, que le acompañó hace 15 días en la reunión mantenida en Alemania con el presidente de Volkswagen, Martín Winterkorn.

En respuestas posteriores a periodistas, Sebastián destacó la flexibilidad de Seat y explicó que Volkswagen no ha adjudicado el Q3 a Seat exclusivamente por las ayudas públicas, argumentando que el Plan Integral de Automoción permite incrementar la productividad. Las ayudas aprobadas para Seat dentro de este programa ascienden a 100,7 millones, mientras que la administración catalana facilitará otros 40 millones. Sebastián también destacó que la fabricación del Q3 contribuirá a equilibrar la balanza de pagos, puesto que la mayoría de las unidades se exportan.

El nuevo modelo de Renault para Valladolid "es pez, no pescado"

Miguel Sebastián buscó una metáfora para preservar la "discreción" con que afirmó que le gusta trabajar en las negociaciones para captar nuevos modelos para las factorías españolas. Así respondió a la posibilidad (no confirmada aún) de que la fábrica de Renault en Valladolid cuente con un nuevo vehículo con una enigmática frase: "Me gusta distinguir entre lo que es pez y lo que es pescado. Lo de Valladolid es más pez que pescado". El vicepresidente segundo de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, recibirá a principios de la próxima semana a una delegación de CC OO y UGT para exponer los términos de una reunión mantenida con la dirección de Renault, informa Europa Press.