Posible fraude

La policía italiana confisca activos de cuatro bancos por una investigación de fraude

La policía financiera italiana requisó 476 millones de euros en activos de cuatro bancos en una investigación por un posible fraude de derivativos que involucran a un bono de la ciudad de Milán, dijo el martes la policía en un comunicado.

La declaración no mencionó a los bancos. La agencia de noticias italiana Ansa los identificó como UBS, Deutsche Bank, JPMorgan y Depfa Bank, una unidad del alemán Hypo Real Estate Holding.

Milán presentó demandas que buscan irregularidades en la venta de contratos derivativos de los cuatro bancos en enero, relacionada con una emisión de bonos del 2005. El comunicado de la policía indicó que el bono tenía un valor de 1.600 millones de euros.

El embargo también involucró a un ex administrador de la ciudad de Milán y un asesor del acuerdo de bonos. Portavoces de los cuatro bancos no emitieron comentarios.

Por solicitud de un fiscal, un juez de Milán autorizó el lunes la confiscación y la policía se apoderó de los inmuebles, cuentas bancarias, inversiones y otros activos.

Se sospecha que los bancos ganaron cerca de 100 millones de euros en "utilidades ilícitas", indicó el comunicado.

Un estudio encargado por la ciudad a mediados del 2008 estimó que las pérdidas eran cercanas a los 298 millones de euros por los derivativos. Los derivativos cambiaron una tasa de interés fija sobre los bonos por una tasa variable para permitirle a Milán cancelar la deuda en cuotas.