Salarios

La CE recomienda que cada país fije un límite a las bonificaciones de los banqueros

La Comisión Europea (CE) tiene previsto aprobar el miércoles una Recomendación sobre prácticas salariales en el sector financiero que insta a fijar un límite al porcentaje que los bonos pueden alcanzar en relación con el sueldo fijo de los ejecutivos.

La propuesta forma parte de las iniciativas que la CE está poniendo en marcha como respuesta a la crisis en el sector financiero. El mismo miércoles, Bruselas también aprobará un sistema de registro para los gestores de fondos alternativos (como los hedge funds y el capital riesgo) y planteará medidas para mejorar la protección del inversor minorista.

La reacción comunitaria se produce después de casi cinco años de parálisis legislativa y normativa en el sector financiero. El responsable de ese área desde finales de 2004, el comisario europeo de Mercado Interior, el liberal Charlie McCreevy, era (y es) un firme defensor de la autorregulación del mercado.

Ahora, su departamento reconoce en el borrador de la Recomendación sobre salarios que 'hay un consenso general en que las prácticas de remuneración inapropiadas en la industria financiera han inducido a asumir riesgos excesivos'. Y propone que, para evitar ese peligro en el futuro, cada país de la UE obligue a sus entidades a limitar la parte del salario asociada a los resultados a corto plazo. Pero es sólo eso. Una Recomendación sin ningún poder vinculante.