Ludopatía

Las apuestas por Internet destronarán a las tragaperras

Las apuestas por Internet, la forma de juego "más adictiva", según la Asociación de Afectados por la Ludopatía (Vida Libre), "destronarán" en un futuro a las máquinas tragaperras de salones de juego o bares.

Además, esta asociación, con sede en Alicante, considera que las apuestas a través del móvil serán la forma predominante de juego en un plazo de cuatro o cinco años.

En España, añade este estudio, alrededor de 200.000 personas son jugadores habituales de las apuestas y juegos por Internet, con especial atención en las apuestas deportivas y el poker, y su recaudación anual se aproxima a los 1.200 millones de euros.

La accesibilidad a través de internet, su comodidad a la hora de jugar -desde casa, por ejemplo- y la amplia oferta de juegos que existen en la red convierten a las apuestas por la red en "la más adictiva" de las ludopatías.

De hecho, en la red, donde conviven más de 3.000 casas de apuestas y entre 300 y 500 casinos, "están todos los juegos, desde el bingo a la lotería, las quinielas, las apuestas deportivas o las máquinas tragaperras tradicionales.

La rapidez de respuesta y de resultado vía internet genera, en opinión de Vida Libre, "una activación adictiva, al igual que ocurre con las máquinas tragaperras, y supone "una actividad solitaria y anónima, lo que puede producir una satisfacción inmediata".

Los jugadores patológicos por internet tratados en Vida Libre en 2008 fueron todos hombres, con una media de edad de 33 años, están casados o viven en pareja, trabajan y el 60 por ciento de ellos tienen el título de bachiller o son universitarios.

Estas personas "juegan todos los días" y gastan "una media de 400 euros a la semana" y "pasan unas 22 horas semanales frente al ordenador.

Por lo que respecta al juego presencial -bingos, máquinas tragaperras en bares o salones, o realizan apuestas en establecimientos-, los jugadores patológicos gastan una media de 265 euros a la semana, principalmente en las máquinas tragaperras, y uno de cada cuatro comenzó su adicción antes de cumplir los 18 años.

Hombres con graves problemas económicos

Este estudio refleja que el perfil del jugador atendido por esta entidad responde al de un hombre con "graves problemas económicos" y que dedica al juego una media de ocho horas semanales, si bien lo hace diariamente, ya sea antes de empezar a trabajar, en los momentos de descanso (almuerzo) o al finalizar la jornada.

El informe, que hace referencia a las personas que acudieron a la asociación en 2008, refleja que la mayoría de los jugadores son varones, casados o viviendo en pareja, con estudios primarios y con empleo, y con una media de nueve años de dependencia al juego.

Asimismo, señala que una de cada dos de estas personas tiene problemas económicos y de pareja derivados de su conducta de juego, mientras que el 75 por ciento de los mismos es fumador y cerca del 40 por ciento puede presentar una conducta de abuso del alcohol.

Sin embargo, los servicios de asistencia de Vida Libre consideran que existen otras patologías que se esconden detrás de la ludopatía, pues, según el estudio, el 86 por ciento de estos jugadores tiene problemas psicológicos asociados al juego, especialmente trastornos de personalidad (84%).