Construcción

OHL reduce a la mitad su plan de inversiones en concesiones

Los 320 millones que OHL iba a invertir este año en proyectos concesionales de infraestructuras se van a reducir hasta los 170 millones en el intento de no incrementar deuda. La decisión llega semanas después de que Fitch rebajara la calificación crediticia del grupo y mientras Moody's la tiene bajo revisión.

Juan Miguel Villar Mir aprovechó ayer la presentación anual de la división concesionaria de OHL para lanzar tres mensajes claros ante decenas de analistas: el ritmo de inversión de OHL Concesiones se relaja por cautela ante la actual crisis; la cartera de ingresos de los activos concesionales de la empresa ha crecido 5.300 millones, y estos no son tiempos para negociar con los bancos, por lo que se pondrá el mayor esfuerzo en no engordar el endeudamiento con recurso al grupo.

El ejecutivo ha teñido su discurso de prudencia tras el revés recibido en forma de rebaja de su calificación crediticia. Fitch ha retirado el investment grade de OHL, al colocar la calificación en BB+, y Moody's tiene su Baa3 en revisión. 'Creo que estamos haciendo bien nuestros deberes y espero que sea reconocido', dijo Villar Mir, 'comprendemos y acatamos las decisiones de las agencias de calificación y haremos lo que sea necesario para mantener el rating financiero'.

El modelo de financiación en los proyectos que acomete OHL Concesiones pasa por aportar el 30% del capital necesario para acometer el proyecto y pedir el 70% restante a los bancos.

OHL 1,39 -7,67%

La compañía preveía invertir 320 millones este año para captar concesiones -con la ayuda financiera externa- por unos 1.000 millones. Pero la cifra ha bajado hasta los 170 millones a la espera de que vengan tiempos mejores.

En el mismo tono de moderación ha llevado a OHL a revisar el valor de sus autopistas y demás activos concesionales, en los que ha invertido un total de 921 millones en capital propio. La tasación baja de los 3.147 millones de abril de 2008 a los 2.640 millones actuales. Un deterioro que tiene que ver con la merma esperada en el tráfico o el tipo de cambio desfavorable en países como México y Chile.

A pesar de todo, OHL Concesiones dice estar satisfecha con los resultados y se reafirma en la postura de no desinvertir.

Crecimiento en 2009

Más allá de la adaptación de la compañía a la actual crisis, OHL Concesiones espera saldar 2009 con notables crecimientos en ventas y Ebitda. En el primer capítulo prevé pasar de 542 millones a algo más de 700 millones. En lo que respecta al beneficio bruto de explotación la cifra de 2008, de 351,7 millones, engordará en unos 100 millones. Cruzando estas dos magnitudes, Villar Mir pretende mantener un ratio de Ebitda sobre ventas cercano al 70%.

Esta división, que supone el 56% del citado Ebitda de OHL y un 14% de la facturación, ofrece una cartera de ingresos a largo plazo de 51.490 millones, en comparación con los 46.175 millones declarados hace un año.

Negocia su cuarta compra en Estados Unidos

Tras la reciente incorporación de tres compañías estadounidenses al grupo OHL, la entidad negocia la toma de la mayor parte del capital de una cuarta constructora local especializada en obra civil y con presencia en la costa Este. El objetivo es participar en el Plan Obama de infraestructuras.

Europa del Este, Colombia, China e India, al margen de EE UU, son los mercados que OHL Concesiones tiene bajo vigilancia para futuras inversiones.

La firma de Villar Mir exige a sus proyectos concesionales una tasa interna de rentabilidad del 15% expresada en euros. A día de hoy controla 19 autopistas, dos líneas de ferrocarril, un puerto y un aeropuerto en España, Brasil, México, Chile, Argentina y Perú.

El último activo adjudicado es la Autopista del Norte, de 356 kilómetros en Perú. OHL cuenta con el 100% de la concesión por 25 años y una previsión de inversión de 203 millones.

La compañía se ha planteado la ampliación del aeropuerto de Toluca, con cuatro millones de viajeros anuales en México DF, con una segunda pista de aterrizaje. OHL comparte accionariado con la Administración mexicana.