Automoción

Las ayudas a la compra de turismos en Europa dan vida a las fábricas españolas

Las ayudas en Alemania, Francia e Italia revitalizan a las fábricas españolas de automóviles. La caída de la producción se suavizó en marzo hasta el 15,63%. Siete modelos de los turismos más vendidos en Europa se fabricaron en España.

Las ayudas directas a la compra introducidas por Alemania, Francia, Italia y, más recientemente, el Reino Unido han aliviado la crisis en las plantas españolas y la sucesión de expedientes temporales de empleo. El ensamblaje de vehículos en España registró un descenso del 15,6% en marzo hasta 187.154 vehículos fabricados -el descenso había sido del 49,96% en enero y del 47,59% en febrero- y acumula una caída del 40,2% en el primer trimestre, según los datos de la asociación española de fabricantes, Anfac. La producción de vehículos industriales continúa mostrando una evolución negativa 'muy preocupante', con un descenso en el mes del 44,4% y del 52,6% en el primer trimestre, periodo en el que se fabricaron 73.843 vehículos. En cambio, la producción de turismos pasó de caer un 43% en febrero a apenas un 4,8% en marzo.

Ayudas a los pequeños

Estos caminos divergentes tienen dos explicaciones. En primer lugar, los vehículos comerciales e industriales sufren más el parón de la actividad económica de las empresas. En segundo, porque las ayudas que ofrecen los países europeos para la compra de vehículos se destinan precisamente a coches de gama media-baja, los que menos dióxido de carbono emiten y menos combustible consumen.

Estos son, precisamente, los modelos que tienen asignados las plantas en España. Es más, estos coches tuvieron una buena aceptación en los concesionarios del continente en marzo, lo que ha aumentado la carga de trabajo en las factorías. Siete de los 10 automóviles más vendidos en el continente se fabrican en exclusiva o parcialmente en alguna instalación fabril en España.

Es el caso del coche más vendido en Europa (el Ford Fiesta, que se fabrica en parte en Valencia); del Opel Corsa, el tercer clasificado, que se monta por entero en Figueruelas, Zaragoza; o del Peugeot 207, el compacto que se produce en Villaverde y que es el cuarto coche más matriculado. El quinto coche más vendido, el VW Polo, se produce en parte en Landaben, Pamplona. La aportación española la cierran el Ford Focus y el Renault Clio, que se fabrican en Valencia y Valladolid y que son el séptimo y noveno modelo más comercializado de Europa. El plan de achatarramiento alemán, parecido a los extintos planes Renove y Prever en España, ofrece 2.500 euros por cada coche que se compre. Francia, por su parte, da una prestación de 1.000 euros. La última incorporación es del Reino Unido, que ha aprobado ayudas directas de 2.000 libras (2.270 euros al cambio actual) a cambio de achatarrar un vehículo de más de diez años. De esta cifra, el Gobierno aporta 1.000 libras (unos 1.135 euros), mientras que el otro 50% de la subvención correrá a cargo de las empresas automovilísticas.

Volkswagen se pone al rebufo de Toyota

Volkswagen se pone al rebufo de Toyota. Hace poco más de un año, el presidente de la compañía, Martin Winterkorn, aseguraba en la presentación de resultados que su gran rival es el grupo japonés y se planteaba superarlo a finales de la próxima década. Un año después, la compañía ha reducido en el primer trimestre la distancia con el que ahora es el mayor fabricante internacional de coches.

La multinacional nipona vendió 1,767 millones de coches en el trimestre, el 27% menos. VW resistió mejor ante el desplome de la demanda mundial de vehículos y registró un descenso en las matriculaciones del 10,7%, con 1,404 millones de unidades, con lo que la distancia ha pasado de 840.000 a 363.000 unidades en un año. GM, la tercera compañía en discordia, aún no ha facilitado datos.