Automoción

Iveco España eliminará 1.000 empleos en su planta de Madrid

El desplome de las ventas de camiones en España y Europa ha llevado a la filial española de Iveco a tomar medidas drásticas. La compañía filial del grupo Fiat anunció ayer que aplicará un expediente extintivo de empleo para 1.000 de los 2.920 trabajadores de su centro de Madrid. La compañía concentra en estas instalaciones la producción de vehículos pesados de obras y parte de la gama de vehículos pesados de carretera.

Las medidas anunciadas no se quedan aquí. El fabricante aplicará un expediente de regulación temporal que afectará de forma rotativa a la totalidad de la plantilla de la fábrica hasta finales de año.

La compañía aseguró ayer en un comunicado de prensa que esta decisión se debe a que las ventas 'se han reducido de forma dramática' en los últimos meses. 'Si a la caída se suma la ya registrada en 2008, el mercado previsto en 2009 representa una cuarta parte de lo que era en 2007'. En marzo, la factoría redujo su fabricación en un 90,6%. En el trimestre, la caída es del 84% (ver página siguiente). 'Iveco España, a pesar de haber incrementado sensiblemente su cuota en el mercado domestico, ha visto caer drásticamente su cartera de pedidos y por lo tanto su volumen de producción, por lo que necesita tomar medidas para ajustar su capacidad productiva a la tendencia de la demanda'.

La compañía ya había introducido expedientes temporales en sus plantas de Madrid y de Valladolid (cuenta con una tercera en Barcelona y que produce autobuses). Esta medida incluía aplicar un paro de 50 días hasta diciembre con el 70% del sueldo.

El anuncio llevado a cabo ayer por Iveco supone la primera vez en la presente crisis que uno de los siete grandes fabricantes de vehículos instalados en España (GM, Volkswagen, Ford, Renault, Nissan, Daimler y PSA) anuncian despidos. Hasta ahora, los excesos de demanda se habían compensado bien con las medidas de flexibilidad contempladas en los convenios o bien con expedientes temporales. Las plantas que ensamblan turismos se han beneficiado de las ayudas directas aprobadas en distintos países de la UE para la compra. La venta de camiones, autobuses y furgonetas, sin embargo, se mantiene en mínimos.