Resultados

Vueling vuelve a pérdidas, pero confía en cerrar un 2009 rentable

El primer trimestre de 2009 ha llevado de nuevo a Vueling a números rojos. La compañía presidida por Josep Piqué y en proceso de fusión con Clickair registró entre enero y marzo unas pérdidas de 6,3 millones. El resultado negativo se contabiliza después de que cerrara 2008 con un beneficio de 8,5 millones gracias a la activación de créditos fiscales por 47,8 millones de euros. Estos créditos fiscales le valieron una incertidumbre de su auditor Deloitte, que apuntó que su activación dependía de la evolución futura del negocio una vez se completara la integración con Clickair. Pese a las pérdidas, un 72,2% inferiores a las de los tres primeros meses de 2008, Vueling mantiene firme su previsión de beneficios para el presente ejercicio, según explico su director financiero, Antoni Grau. El resultado operativo también mejoró, desde las pérdidas de 31,9 millones del primer trimestre de 2008 hasta los 9,6 millones de números rojos del año en curso.

Los esfuerzos de Vueling por reducir costes y mejorar ingresos fueron recibidos con un alza de sus títulos en Bolsa, que se revalorizaron un 3,3%. 'El mercado hace la lectura de que una pérdida de 9 millones significa ganar dinero en el año', apuntó Grau. Los ingresos totales de la compañía cayeron un 15,5% hasta 74,1 millones de euros por la cancelación de 15 rutas no rentables y la menor flota operativa (siete aviones menos que hace un año).

También ha influido en la reducción de ingresos la festividad de Semana Santa, que el pasado año coincidió con marzo y este año ha tenido lugar en abril. Los esfuerzos de Vueling se han dirigido a incrementar los ingresos por pasajero, que han crecido un 10%, y a reducir costes. Los gastos en los que se experimentaron mayores mejoras son los de fuel, que cayeron a la mitad y se situaron en 15 millones de euros así como los de arrendamiento de flota, que se redujeron un 34%, hasta 12,5 millones de euros. Las tasas de navegación también cayeron un 27%.