Tribunales

El juicio contra Alierta y su sobrino queda visto para sentencia

El tribunal de la Audiencia Provincial de Madrid ha dejado hoy visto para sentencia el juicio al presidente de Telefónica, César Alierta, y a su sobrino Luis Javier Plácer por su presunta relación con un delito uso de información privilegiada en la compra de acciones de Tabacalera en 1997.

El juicio oral quedó dejó hoy visto para sentencia esta madrugada tras escuchar las conclusiones de la Fiscalía y las defensas. En la cuarta sesión de la vista, el fiscal volvió a reclamar cuatro años y medio de prisión para el presidente de Telefónica y otros cuatro para su sobrino por considerar "acreditado" que se valieron de información privilegiada en dos operaciones, de las que el mercado sólo tenía "rumores", para comprar títulos de Tabacalera cuando Alierta estaba al frente de esa empresa.

El fiscal Alejandro Luzón aseguró que "todo el diseño de la operación apunta a que Plácer era el testaferro de Alierta" y, por tanto, un "mero instrumento de su tío para obtener un beneficio" final de 309 millones de pesetas (1,86 millones de euros). En su opinión, ese comportamiento, que trataron de ocultar a través de una "enrevesada" operación "con el sello de Alierta", supuso un grave perjuicio para los intereses generales porque dañaron la credibilidad del mercado, sobre todo si se tiene en cuenta el cargo que ocupaba el acusado.

Por ello, el fiscal pide que el tribunal les aplique a los dos acusados el subtipo agravado del delito de uso de información privilegiada. En cambio, la defensa de Alierta solicitó que se le absuelva porque, en su opinión, el mercado ya conocía la supuesta información privilegiada que utilizó (la compra de la empresa estadounidense Havatampa y la subida del tabaco rubio), al tiempo que acusó a la Fiscalía de "cambiar los hechos y tergiversarlos".