Finanzas

La cobertura de impagados toca su nivel más bajo en 25 años

La cartera crediticia de la banca se deteriora a ojos vista. Los préstamos dudosos del sistema representan el 4,18% del portafolio. Entre tanto, los fondos acumulados por bancos y cajas para atender impagados sólo cubren el 59% de los préstamos en mora, su nivel más bajo desde 1984.

La cartera de préstamos del sistema financiero empeora mes a mes. El Banco de España informó el viernes de que los préstamos dudosos de bancos, cajas, cooperativas y financieras ascendían a 77.653 millones de euros el pasado febrero. Es decir, representaban un 4,18% de la cartera crediticia. Se trata del peor dato desde enero de 1997.

La ratio de morosidad sube por dos motivos. Por un lado, por el incremento de los préstamos dudosos. En términos absolutos, estos casi se han cuadruplicado en los últimos 12 meses. Y por otra parte, por la ralentización de la financiación. El crédito vivo ha caído en los últimos dos meses porque la cancelación de contratos ha superado a la concesión de nuevos préstamos. El portafolio ascendía a 1,859 billones de euros, todavía un 4,6% más que un año antes.

En sentido inverso al alza de la mora, se produce un deterioro del colchón de la banca para hacer frente a los préstamos fallidos. La cobertura de insolvencias ha pasado de un máximo del 326% en abril de 2005 -alcanzado gracias a las provisiones anticíclicas-, al 59,15% actual. Se trata del peor registro desde febrero de 1984.

Las cooperativas han pasado de ser el patito feo de la banca a registrar la mora más baja del sistema.

El deterioro de la cartera crediticia es más palpable en las cajas. La ratio de impagados entre las entidades de ahorro se sitúa, de media, en el 4,84%. Los bancos ubican esta magnitud en el 3,45% y las cooperativas en el 3,42%. Es la primera vez que las rurales registran la cota más baja de mora del sistema desde agosto de 1994.

La tasa más alta de impagados corresponde a las financieras, con un 6,09%. Aún así, llama la atención que en los últimos tres meses esta ratio se haya mantenido estable e, incluso, que hayan bajado en términos absolutos los dudosos. Expertos del sector indican que esto se debe a que las financieras facilitan a sus clientes las condiciones de devolución con cuotas más bajas y plazos más amplios.