Catástrofe

Berlusconi, a las víctimas: "Es como ir de cámping"

Poco después de conocerse que la cifra oficial de muertos por el terremoto en Italia asciende a 250 fallecidos y más de 17.000 personas sin hogar, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha aconsejado que los supervivientes se lo tomen "como un fin de semana en el camping". En declaraciones a la televisión alemana N-TV, el primer ministro italiano ha asegurado que las víctimas cuenta con todo, pese a las crecientes críticas por los fallos de seguridad de la zona afectada.

"No les falta de nada. Tienen cuidados médicos, comida caliente... Por supuesto, su lugar de abrigo actual es provisional, pero hay que tomarlo como un fin de semana en una acampada", ha señalado Berlusconi".

Por segunda noche consecutiva los equipos de rescate continuaban la búsqueda de supervivientes. Mientras, miles de personas han pasado una dura noche a la intemperie o desplazados en campamentos después de que se registraran varias réplicas más del temblor en la región de Abruzzo.

El fuerte temblor de 5,8 grados se registró a las 3:32 horas de la madrugada del lunes y derribó numerosos edificios tanto en la ciudad de L''Aquila como en hasta 26 pueblos cercanos, algunos de los cuales han quedado completamente destruidos. Por su parte, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, que ha declarado el estado de emergencia nacional y ha enviado tropas a la zona cero, ordenó la puesta en marcha de 20 carpas para asistir a los más perjudicados.

Sobre el terreno, cientos de voluntarios y miembros de los servicios de emergencias continúan trabajando en las tareas de rescate ayudados de máquinas excavadoras e incluso hasta con sus propias manos para extraer los escombros que han quedado en la localidad de L''Aquila y poblados cercanos tras el derrumbe de cientos de casas.