Calificación

Standard & Poor's mantiene en 'AAA' el rating a largo plazo del País Vasco

La agencia Standard & Poor's mantiene en 'AAA' (máxima calidad) el rating a largo plazo del País Vasco, con perspectiva estable, aunque cree que esta comunidad "no podrá evitar entrar en recesión, considerando su elevada correlación con el crecimiento de la economía nacional".

En un comunicado, la agencia ha señalado que el rating vasco es reflejo de un nivel de deuda muy bajo, unido a unos niveles de liquidez "muy cómodos"; ambos son el resultado de un desempeño financiero "que se ha mantenido sólido desde una perspectiva de largo plazo, a pesar del dinamismo y rigidez del gasto corriente".

En este sentido, ha indicado que el gasto corriente ejercerá una elevada presión sobre el presupuesto en los próximos años, ya que las perspectivas económicas son negativas.

La agencia ha subrayado que las cuentas vascas de 2008 han experimentado un deterioro "repentino y significativo", provocado por una reducción de ingresos "sin precedentes".

La agencia ha estimado que el País Vasco será capaz de estabilizar su ahorro bruto alrededor del 5% de los ingresos corrientes (desde el máximo del 20% alcanzado en 2007) en los tres próximos años.

Esto será así porque los factores no recurrentes (básicamente la reforma fiscal) que afectaron negativamente los ingresos en 2008 no se repetirán en 2009, año en el que además se recuperará el cupo pagado en exceso en 2009.

Pese a que la agencia ha considerado que Euskadi incurrirá en déficit globales al menos en los dos próximos años, ha precisado que se mantendrán "manejables" y no superarán el 10% de los ingresos no financieros.

Ligado a lo anterior, ha indicado que es muy probable que una parte de los mencionados déficit se financien vía remanente de tesorería, que se mantiene en un nivel "muy holgado" a cierre de 2008.

Por ello, ha señalado que la deuda total no debería superar el 30% de los ingresos corrientes proyectados para 2011. Asimismo, ha apuntado que la economía vasca está bien diversificada y presenta la mayor renta per cápita de España.

En cuanto a la liquidez, ha manifestado que la posición de liquidez media es "muy sana", y que cubre 17 veces el servicio de la deuda presupuestado para de 2009.

Ha añadido que la planificación de tesorería es buena, soportada por flujos de caja predecibles que permiten mantener elevados niveles de caja. Como colchón adicional de liquidez, ha dicho que Euskadi dispone de financiación no dispuesta por importe de 775 millones de euros.

Como conclusión, considera las perspectivas vascas "estables", aunque avisa que en los próximos dos años la calificación podría estar "bajo presión" si el País Vasco no es capaz de estabilizar de manera estructural su desempeño operativo o si gasta mucho en inversiones acarreando un endeudamiento adicional relevante.