_
_
_
_
_
Sector turístico

El turismo, un gremio que se protege de los impagos

Los grandes grupos diseñan programas de protección ante retrasos de cobros y posibles riesgos de quiebra de los proveedores.

Un agente mayorista atiende a una turista en una oficina de Alemania.
Un agente mayorista atiende a una turista en una oficina de Alemania.REUTERS

El sector turístico está más expuesto que otros negocios a sufrir impagos o atrasos en los contratos con proveedores por la crisis. Incluso, se arriesgan a que el touroperador con el gestiona las estancias o vuelos acabe desapareciendo o se quede en situación de quiebra mientras está ofreciendo el servicio al cliente.

Para evitar escenarios como las originados el pasado año por los mayoristas británicos K&S Travel o XL Leisure, los grandes grupos diseñan diversas fórmulas de protección y usan todo tipo de recursos. No son pocos los casos que contratan seguros especiales para garantizar los pagos frente a los acreedores.

El caso de Globalia dispone de varios métodos para garantizar todos los procesos de venta de sus negocios. El grupo turístico, que cuenta con varias marcas de viajes como Halcón y Ecuador, mantiene con las aerolíneas el sistema de cobro estándar del BSP. Las siglas significan Billing and Settlement Plan, o lo que es lo mismo, el plan de liquidación y pagos de las aerolíneas que proveen a las agencias de viajes. 'Con este sistema, no existe riesgo en el cobro porque las compañías aéreas pagan una fianza anticipada', dicen en la compañía.

Este grupo también tiene bastante garantizado el cobro de las empresas a las que gestiona los viajes, implants. Para este asunto, el grupo de la familia Hidalgo ha contratado pólizas de seguros especiales con ellas para evitar posibles problemas.

Lo mismo hace con los touroperadores que gestionan sus viajes. Compensa el posible riesgo de quiebra contratando pólizas de cobro con las aseguradoras.

Además, el grupo turístico lo tiene más fácil que otras empresas del sector ya que 'muchos de sus proveedores con los que trabaja son sus propias filiales como Solplan, Halcón o Air Europa', argumentan las citadas fuentes de la empresa.

Sol Meliá se protege desde hace algún tiempo reduciendo el número de proveedores. 'Ahora contamos con menos compañías pero tienen un carácter más global', dicen en la compañía. De esta forma, 'a ser de mayor tamaño, el riesgo de impago es menor', añaden.

La cadena hotelera reconoce haber fortalecido sus sistemas de control en la relación con las compañías que trabaja aunque -en la mayoría de los casos- no ha recurrido a las aseguradoras ni a las pólizas.

Investigar a empresas

Lo que hace Sol Meliá es evaluar la situación de las empresas con las que inicia una relación comercial. 'Normalmente son empresas que ya conocemos y no suele haber problemas de cobro', señalan.

Si se presenta una irregularidad, y para evitar que surjan mayores problemas, la cadena establece varias medidas de prevención. Entre otras, limita las condiciones de crédito del proveedor, le reduce los plazos de pago o establece varios mecanismos de control sobre su solvencia.

En general, Sol Meliá confía en la Ley Concursal, y sus procesos comerciales con proveedores son altamente previsibles, aunque siempre tiene preparadas varias alternativas 'por si acaso'.

El fenómeno de los seguros se ha extendido a otros tantos grupos turísticos, lo que ha generado un gran negocio a su alrededor. Aunque dado que se ha incrementado el riesgo, el resultado es que las aseguradoras ya no cubren el alto porcentaje de impagados de antes, sino una cifra inferior.

Cobertura

El Sol Y PLaya se asegura más

El riesgo de quiebra y de impagos eventuales afecta cada vez más a los hoteles.

Los establecimientos que más contratan este tipo de seguros son los de sol y playa. 'Esto tiene su lógica, ya que son los empresarios que más trabajan con touroperadores', dicen en el sector.

Las pólizas sólo cubren el 40% de impagos, mientras que antes ese porcentaje era mayor: del 80% ó 90% en muchos de los casos.

Atraer al turista con imaginación

La industria activa diferentes fórmulas para incentivar a los clientes, ahora más reticentes a demandar viajes. Hace dos días, la agencia de viajes online Rumbo anunció que devolverá el importe íntegro de las reservas de hotel a los clientes que pierdan su empleo desde el plazo que contrate el alojamiento. Esta garantía de devolución contempla asimismo los casos de aquellos clientes que, por haberse incorporado a un nuevo puesto de trabajo, no puedan viajar. Este gancho no es aislado.En temporada de nieve, los grupos turísticos garantizaban la reserva anticipada compensando al cliente con la devolución del viaje, en el caso de que no hubiera nieve durante su estancia. Los touroperadores alemanes se comprometen con el cliente a asegurar el viajero si sufren algún problema con la empresa contratada. Recientemente, el grupo Iberostar se animaba a ofrecer estancias gratis por cada día de lluvia que el cliente tenga, durante la próxima Semana Santa.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_