Tarjetas

MasterCard recalca que mantiene el recurso judicial en defensa de sus comisiones

MasterCard indicó hoy que rebajará de manera temporal sus comisiones (la Comisión Europea (CE) ha cerrado por eso el expediente que tenía abierto), pero aclaró que sigue adelante con el recurso ante el Tribunal de la UE contra la decisión de Bruselas de declararlas abusivas.

El Ejecutivo comunitario concluyó en diciembre de 2007 que la comisión de intercambio (la que pagan por cada operación los bancos propietarios del terminal instalado en los comercios a los emisores de las tarjetas) en las operaciones transfronterizas con MasterCard y Maestro era excesiva y dio a MasterCard seis meses para reducirla.

En junio pasado MasterCard la suprimió para evitar la multa diaria de hasta el 3,5 por ciento de su facturación con que había sido amenazada por Bruselas, pero en junio adoptó un sistema nuevo, que ahora ha vuelto a modificar.

Con el nuevo método, la comisión máxima de intercambio por transacción transfronteriza se reducirá al 0,3% del valor de la transacción para las tarjetas de crédito (antes oscilaba entre el 0,8% y el 0,95%) y al 0,2% para las de débito (variaba del 0,4% al 0,75%).

No obstante, la empresa advirtió hoy en un comunicado de que mantendrá esas comisiones mientras se tramita el recurso que presentó ante la Justicia comunitaria contra la decisión de la CE de diciembre de 2007.

El presidente de MasterCard Europa, Javier Pérez, explicó que la nueva comisión no refleja adecuadamente el beneficio que obtienen los comerciantes por aceptar tarjetas -como la garantía de pago o las mayores ventas que al cobrar sólo en efectivo-.

Tampoco resulta suficiente para impulsar la inversión e innovación necesarias para ofrecer a los consumidores europeos un sistema de medios de pagos realmente moderno, agregó Pérez. Por todo ello, indicó, "confiamos en que la decisión de la CE será anulada" por el Tribunal de Luxemburgo.

MasterCard Europa también anunció hoy que el próximo 1 de julio hará públicas todas sus comisiones, para operaciones nacionales y transfronterizas y ofrecerá información más detallada a los comerciantes sobre la regulación de los costes asociados al cobro con tarjeta. En principio, la entidad descarta que estos cambios repercutan en sus resultados financieros a corto plazo.