Bolsa de Nueva York

Wall Street cae un 3,27% arrastrado por los fabricantes de coches

La bolsa de Nueva York intensificaba hoy su descenso y el Dow Jones bajaba un 3,6% antes de la media sesión, después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, explicase la postura de su Gobierno respecto de las empresas del automóvil General Motors (GM) y Chrysler.

Todo parecía demasiado bonito para ser verdad. Wall Street quebró su 'rally' alcista y lo hizo de la mano de las empresas del motor. El rechazo de Washington a los planes de viabilidad presentados por Chrysler y General Motors acerca a suspensión de pagos a estas empresas y eso se dejó notar en sus cotizaciones. El Standard and Poors 500 cayó un 3,48% pierde el soporte de los 800 puntos, mientras que el Nasdaq se depreció un 2,81%.

Hace apenas una semana, GM anunciaba que sobreviviría sin ayudas por lo menos hasta principios de abril, una fecha limite que puede cumplirse si no reforman sus planes de forma urgente. Lo mismo le ocurre a General Motors. Tras revisar sendos planes de reestructuración, el Gobierno de Obama se ha mostrado muy crítico con dichas empresas y de momento no recibirán más ayudas. Esto obliga a las dos empresas de Detroit a trabajar contra el cronometro y apretarse el cinturón si no quieren entrar en la Ley de Quiebras.

En esa dirección se manifestó Barack Obama, que manifestó que, los dos fabricantes de automóviles que ya han recibido 17.400 millones de dólares de las arcas públicas, no se están reestructurando "con la suficiente rapidez" y les ha concedido un plazo de 60 días a la primera y de 30 días a la segunda para que finalicen sus planes de reorganización.

DOW JONES 35.675,17 0,20%

Los títulos de General Motors cayeron en picado al conocerse la noticia y sus acciones cerraron la sesión neoyorquina con una depreciación del 27,62%. Chrysler no sufrió los efectos bursátiles de la noticia, pues no cotiza en la Bolsa norteamericana.

La banca se deja llevar y pierde posiciones

El sector financiero, muy reforzado en las últimas tres semanas por su recobrada rentabilidad, sufrió en la jornada de hoy un duro varapalo. Bank of America fue el que más bajo y perdió un 17,71%. Tampoco le fue bien a Citigroup, cuyas acciones se depreciaron un 9,92%.

En cuanto al mercado de materias primas, la negociación de los recursos no puedo escapar a la corriente bajista del mercado. El crudo de Texas se abarató un 7,33%, que deja el barril de petróleo americano en los 48,54 dólares, muy por debajo del máximo marcado la semana pasada, que lo situó en 54,34.