Apertura

StepOne abre EE UU a las tecnológicas españolas

StepOne busca allanar el camino a EE UU para las compañías tecnológicas españolas. Selecciona proyectos innovadores con potencial para ayudarles a implantarse en el importante, pero difícil mercado estadounidense.

Todos los meses me piden ayuda unas diez empresas tecnológicas españolas que quieren entrar en EE UU, pero que no saben cómo hacerlo. Están desorientadas, y ello pese a que tienen en sus manos iniciativas suficientemente competitivas'. Quien cuenta la experiencia es Bernardo Hernández, director mundial de Geomárketing de Google, uno de los dos fundadores de StepOne. El otro socio es Germán Loperena, otro conocido emprendedor español.

Ambos decidieron crear a mediados del pasado año -aunque hasta ayer no se dio a conocer públicamente- una compañía cuyo objetivo es identificar proyectos españoles innovadores y ayudarles a triunfar en EE UU. Parece que iniciativas no les van a faltar, porque, según explicó Loperena, el 25% de las empresas tecnológicas españolas que han analizado tienen potencial de éxito en el mercado estadounidense. Un porcentaje que se eleva hasta el 50% cuando se habla de las dedicadas a tecnologías verdes.

Aún así, los socios de StepOne han seleccionado cuatro sectores hacía donde enfocarán su lupa: tecnologías de la información y la comunicación (TIC), internet, tecnologías verdes y biotecnología. Todos, sectores donde ven oportunidades en EE UU, y donde la innovación es crítica. También dejaron claro que buscan empresas innovadoras, que tengan productos ya probados con éxito, que estén en fase de expansión y que tengan ambición para entrar en EE UU, porque, según Loperena, 'no se puede ir al mercado estadounidense a hacer experimentos'.

El ejecutivo explicó que las exportaciones de España a EE UU en TIC han caído de 365 millones de euros en 2004 a 126 millones en 2008, según datos del Icex. También la consejera para Asuntos Comerciales de la Embajada de EE UU en España, Ellen Lenny-Pessagno, presente en la rueda de prensa, informó que España ocupa el número 14 en el ranking de países inversores en EE UU con 36.000 millones de dólares, una cifra que dista mucho de los 410.000 millones del Reino Unido, principal inversor extranjero. 'Esto indica que hay mucho trabajo por hacer', subrayó Loperena.

Los fundadores de StepOne dejaron claro que el objetivo de la firma, con sedes en Madrid y Silicon Valley, es suplir las carencias que lastran la implantación de los proyectos tecnológicos españoles en EE UU, así que, una vez que los hayan identificado, diseñarán la hoja de ruta de cada compañía-cliente. 'Les acompañamos de principio a fin, para asegurarnos la consecución de los objetivos'. Además, añadieron que conseguirán reducir los plazos de implantación a seis meses.

La compañía, que cuenta con el apoyo del Ministerio de Ciencia e Innovación, cree que su labor es complementaria con la que ejercen otras iniciativas de promoción de las inversiones españolas en el extranjero, como el Icex u otras promovidas por las administraciones autonómicas.

Tres proyectos en ejecución

StepOne no es una empresa de capital riesgo, ni una sociedad inversora, ni tampoco una consultora, según aclararon sus dos fundadores. 'Hay mucho dinero dedicado a potenciar empresas, pero el éxito muchas veces no es cuestión de recursos, sino de detalles', dijo Bernardo Hernández. 'Es el cómo, con quién hablo, cómo hago una entrevista con un inversor, a quién llamo, cómo me adapto a la cultura empresarial estadounidense... Y ese es el trabajo de StepOne'. StepOne ya cuenta con tres clientes y su objetivo es trabajar en siete proyectos a lo largo de 2009. 'Buscamos calidad, no cantidad'. Uno de estos clientes es la empresa TOT, que según explicó su consejero delegado, Álvaro López Medrano, tiene un producto 'único en el mundo', un algoritmo que optimiza la cobertura de la telefonía 3G. El desarrollo de TOT evita que dispositivos móviles como el iPhone demanden más potencia de la que necesitan y saturen las antenas.