Asamblea

Bancaja dice que posee rentabilidad y solvencia para afrontar la crisis

El presidente del Grupo Bancaja, José Luis Olivas, ha afirmado hoy, durante la Asamblea General celebrada en Castellón, que la entidad "se encuentra en buenas condiciones de eficiencia, rentabilidad y solvencia" para, en un contexto de crisis económica, afrontar el actual y próximos ejercicios.

Durante la reunión, en la que se ha aprobado las cuentas anuales y el informe de gestión correspondiente a 2008, Olivas ha asegurado que lo más importante del pasado ejercicio "ha sido que el Grupo Bancaja ha superado los resultados globales logrados un año antes", ya que el beneficio recurrente se incrementó el 2,08%, hasta los 501,4 millones de euros.

Según Olivas, "por razones de prudencia", de ese beneficio se han destinado 225 millones a realizar una provisión voluntaria extraordinaria.

En su discurso, el presidente de Bancaja ha destacado el "acelerado deterioro de la situación y la profundización que ha ido adquiriendo la recesión", al tiempo que ha reconocido las dificultades que afronta el sector financiero por el incremento de la morosidad.

Pese a este repunte, ha recordado que la entidad está preparada para hacer frente a los previsibles incrementos, con un ratio de cobertura del 56,8% al cierre de 2008, mientras que los créditos concedidos cuentan, en sus dos terceras partes, con garantías reales.

Para el actual ejercicio, ha remarcado que, "aunque se mantiene un entorno de incertidumbre, de menor demanda solvente de crédito, menor liquidez en los mercados y estrechamiento de márgenes", Bancaja aplicará un programa de estrategias frente a la crisis, basado en la obtención de recursos estables de los clientes, la gestión de la morosidad y los riesgos, la contención de los costes, y el aumento de la productividad de los recursos.

José Luis Olivas ha indicado también que en 2009 la Obra Social de Bancaja primará la línea de Desarrollo Social sobre la de Cultura.

Por su parte, el director general de Bancaja, Aurelio Izquierdo, ha calificado los resultados del Grupo en 2008 como "muy satisfactorios, dentro de un entorno económico tan complicado".

Ha destacado que el negocio de banca comercial que hace Bancaja "no se ha visto afectado ni se verá afectado por los problemas que ha tenido la banca de inversión internacional, en relación con la calidad de los activos de sus carteras de negocio".

El director general ha resaltado los datos de inversión crediticia, que ha registrado un crecimiento del 5,20%, "sustentada en la concesión de nuevas operaciones, por un importe de 21.500 millones de euros, centradas fundamentalmente en particulares y pymes.

La Asamblea General ha aprobado también el presupuesto de 2009 para la Obra Social y ha acordado realizar una modificación en los estatutos de la Fundación Bancaja para adecuarlos a las crecientes demandas de ayudas a la integración en el mercado de trabajo de personas con discapacidad, y facilitar los procesos electorales para la renovación de los órganos de gobierno de la Fundación.