Congreso

Zapatero avanza que la construcción de viviendas "repuntó ligeramente" en el cuarto trimestre

El presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero avanzó hoy que la estadística de las viviendas iniciadas en el último trimestre de 2008, que mañana publica el Ministerio de Vivienda, demuestran "un ligero repunte", especialmente en vivienda protegida.

Zapatero dijo hoy que el número de viviendas iniciadas en los últimos tres meses de 2008 creció el 6,9%, lo que supondría unos 80.460 inmuebles frente a los 75.268 que se empezaron a construir en el trimestre anterior.

En cuanto a vivienda protegida, en el cuarto trimestre duplicaron las cifras del tercero, al construirse 40.000 inmuebles frente a las 19.415 casas protegidas edificadas de julio a septiembre.

El jefe del Ejecutivo hizo referencia a acuerdos que pueden ser interesantes para los ciudadanos, como el anunciado ayer entre la patronal inmobiliaria APCE y el Banco Santander, por el que la entidad se compromete a financiar el cien por cien del precio de los pisos que vendan las promotoras con descuentos de hasta el 20%.

Culpa al PP del 'boom' inmobiliario

Por otro lado, l presidente del Ejecutivo ha culpado hoy al PP de haber contribuido cuando gobernaba a generar la 'burbuja' inmobiliaria que constituye uno de los mayores problemas de la crisis en España y ha asegurado tajantemente que con el PSOE "se va a terminar" este fenómeno.

Zapatero ha replicado en duros términos a la primera intervención del líder del PP, Mariano Rajoy, respecto a su responsabilidad como jefe de filas del PP sobre el 'boom' inmobiliario."Con ustedes se produjo la burbuja, el boom, y con nosotros se va a terminar", ha aseverado el jefe del Ejecutivo entre protestas de los diputados del grupo popular.

Para demostrarlo, Zapatero ha recordado que cuando el PSOE recuperó el poder en 2004, la inversión en vivienda respecto al PIB era del 7,2%, y ahora ya ha bajado al 6%. La progresión de este descenso hará a su juicio que España recupere el crecimiento "en un patrón mucho más razonable" y con un número anual de viviendas más acorde con la demanda.

También ha explicado que si mientras gobernó el PP el crédito creció de forma "espectacular" para la promoción inmobiliaria, decayendo para la actividad industrial, el Gobierno ha logrado que se invierta la relación, ya que está bajando el crédito inmobiliario y se recupera el destinado a la actividad inversora industrial.

Primeros efectos positivos de las medidas anticrisis

Por otro lado, José Luis Rodríguez Zapatero ha asegurado hoy que ya se están registrando "los primeros efectos positivos" de las medidas adoptadas por su Gobierno frente a la crisis económica, aunque ha admitido que son aún insuficientes para contrarrestar una situación "todavía difícil y complicada".

Zapatero ha expuesto "la buena noticia" de los primeros resultados del "Plan E", pero ha pedido también "prudencia", ya que la recuperación, ha dicho, sólo se logrará cuando se normalice el sistema financiero internacional, se restablezca el canal de crédito y la confianza vuelva a guiar a inversores y consumidores.

Entre los primeros datos sobre "el impacto real" de alguna de las medidas más significativas del "Plan E", ha destacado la evolución de las líneas de crédito del ICO: 42.443 familias se han beneficiado de créditos por importe de 294 millones; 24.446 Pymes han recibido créditos por un importe medio superior a los 90.000 euros, y 10.571 autónomos han accedido a prestamos por un total de 245 millones.

También ha elogiado la marcha del plan VIVE, que hasta mediados de marzo ha alcanzado las 27.000 operaciones por un importe superior a 262 millones de euros, lo que significa que un 20 por ciento de las matriculaciones se acogen a estas ayudas.

Zapatero ha reconocido que el VIVE no es suficiente para compensar la fuerte caída de la demanda de vehículos, pero ha considerado que "representa al menos una ayuda" para los productores, en línea con los programas adoptados en otros países europeos.

En tercer lugar ha destacado el Fondo de Inversión Local, del que el Gobierno ha transferido ya a los ayuntamientos 607 millones de euros para proyectos que ocuparán a 63.000 personas.

Y por último, ha subrayado el "claro alivio" que supone para muchas familias la bajada del euríbor.