Rueda de prensa

Obama afirma que se empiezan a ver "señales de progreso" en la economía

El presidente de EE UU, Barack Obama, afirmó hoy que se empiezan a ver "señales de progreso" en la economía, aunque advirtió de que superar la crisis aún llevará "mucho tiempo" y será necesaria la colaboración de todos.

Barack Obama
Barack Obama

Obama hablaba así al comienzo de una rueda de prensa televisada en horario de máxima audiencia, la segunda que concede en sus dos meses de mandato, y en la que pretendía comunicar al público directamente su mensaje económico.

En una declaración antes de responder a las preguntas de los medios, el mandatario aseguró que EE UU se recuperará de esta crisis. "Va a hacer falta tiempo y paciencia" pero "cuando trabajamos juntos es cuando tenemos éxito", afirmó.

El gobernante pasó revista a las medidas económicas que ha propuesto desde su llegada a la Casa Blanca, el pasado 20 de enero, entre ellas un plan de estímulo económico de 787.000 millones de dólares y un presupuesto de 3,6 billones de dólares.

El presupuesto ha recibido duras críticas de la oposición republicana e incluso de algunos demócratas moderados, en especial después de que el brazo auditor del Congreso denunciara el pasado viernes que esa propuesta aumentará el déficit fiscal a 1,845 billones de dólares este año y a más de nueve billones en una década.

A este respecto, el presidente estadounidense defendió su propuesta presupuestaria y aseguró que "la mejor manera de reducir el déficit es con un presupuesto que nos lleve al crecimiento económico", como a su juicio haría su proyecto. Según dijo, "este presupuesto es inseparable de la recuperación económica". El presidente estadounidense ha prometido reducir a la mitad el déficit presupuestario, que se calculaba en 1,2 billones de dólares en enero, en el plazo de cuatro años.

A preguntas de los periodistas, Obama justificó la necesidad de la Reserva Federal y el Tesoro de contar con más autoridad para intervenir a otras empresas financieras. Según dijo, las autoridades pueden ahora mismo asumir la gestión de un banco, pero no de una empresa aseguradora como AIG, lo que ha dado como resultado situaciones "sin control", como el pago de bonificaciones millonarias a los directivos de esta firma.

Reunión con los banqueros

Por otro lado, Obama proyecta reunirse el próximo viernes con los máximos ejecutivos de la banca estadounidense, entre ellos los de JP Morgan Chase, Goldman Sachs y Citigroup, según informa The Wall Street Journal en su página web.

Esta inusual reunión se producirá apenas unos días después de que el Departamento del Tesoro presentara esta semana su plan para comprar los activos "tóxicos" que lastran las cuentas de los bancos, por importe de hasta un billón de dólares.

El presidente, según el diario, discutirá con los banqueros los esfuerzos del Gobierno para sanear los balances de los bancos y restaurar su solvencia, por entender que es la mejor manera de que

vuelvan a contar con liquidez para prestar dinero.

En la reunión, probablemente se traten las exigencias que el Gobierno quiere imponer a los bancos que se sometan al rescate financiero, con objeto de evitar abusos como los cometidos en el anterior plan.

Según informa The New York Times en su edición digital, el banco Goldman Sachs es uno de los que está dispuesto a devolver los 10.000 millones que recibió del plan de rescate aprobado por el Gobierno de George W. Bush, debido a las restricciones que conlleva esta ayuda.

El Senado de EE UU confirma la designación de Gary Lock como secretario de Comercio

El Senado estadounidense confirmó hoy, por aclamación, la designación del ex gobernador del estado de Washington, Gary Locke, como secretario de Comercio de Estados Unidos.

Locke, de 59 años, era el tercer candidato después de que retiraran su aspiración al cargo el actual gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, y el senador republicano Judd Gregg.

Richardson retiró su candidatura debido a que estaba bajo investigación por presunto fraude en su Estado, en tanto que Gregg renunció a sus aspiraciones debido a discrepancias con la política demográfica del actual Gobierno.

El Senado deberá ahora confirmar la designación de la gobernadora Kathleen Sebelious, como secretaria de Salud, con lo que se concluiría la integración del gabinete del presidente Barack Obama.