Desinversiones

Ferrovial confía en que Londres le dé 18 meses para vender tres aeropuertos

Competencia publica hoy su informe sobre la fragmentación de BAA.

Ferrovial se enfrenta esta mañana al veredicto definitivo de la Comisión de Competencia en Reino Unido sobre las desinversiones a las que se verá obligada su gestora de aeropuertos, BAA. El regulador trata de que un sólo operador deje de controlar el 91% del tráfico aéreo en el sureste de Inglaterra y el 84,2% en Escocia a través de sólo siete aeropuertos.

De forma paralela persigue una mayor pugna entre ellos por dar el mejor servicio posible a aerolíneas y viajeros y que se dinamicen las inversiones en la modernización de las instalaciones.

En este sentido, ya ha apuntado en un informe preliminar publicado el 20 de agosto que BAA deberá traspasar Gatwick y Stansted en Londres, además de un tercer activo en Escocia, donde fue marcado Edimburgo.

FERROVIAL 25,61 -0,89%

Ferrovial asume que perderá tres plazas, pero a lo largo de los últimos seis meses parece haber conseguido varias concesiones de Competencia que hacen el proceso menos traumático.

Mientras el regulador suele imponer periodos de nueve a 12 meses en sus mandatos de desinversión, esta vez otorgará un margen que, según distintas fuentes, va de 18 a 24 meses.

De este modo, Competencia entiende que la actual crisis complica la financiación de este tipo de operaciones y que los propios aeropuertos tienen menos valor en este momento que cuando la firma española adquirió BAA, en el verano de 2006, por 10.100 millones de libras. Ferrovial, que amenazó con acudir a los tribunales si no se le daba cierto margen en el calendario, se habría quitado presión a la hora de buscar compradores.

Las mismas fuentes argumentan que la española tendrá capacidad para elegir entre dos opciones a la hora de perder peso en Escocia: Edimburgo (nueve millones de pasajeros y el 4,4% del Ebitda de BAA) o Glasgow (8,1 millones de pasajeros y el 3,9% del Ebitda). Así lograría salvar el primero de ellos, con más proyección por su perfil turístico y atender a la zona donde se asientan buena parte de las instituciones escocesas.

Ambos cuentan con una pista y capacidad para crecer sin grandes reformas hasta los 35 millones de pasajeros.

Dos meses adicionales para negociar flecos

Ferrovial ha defendido que 'los remedios propuestos por Competencia sólo retrasarán el desarrollo de la capacidad necesaria de los aeropuertos'.

Hoy empiezan a correr dos meses en los que Ferrovial discutirá detalles del informe. Ante este colchón, Competencia podría evitar dar una fecha límite para las desinversiones. Antes vería cómo culmina el traspaso de Gatwick, previsto para finales de abril, para fijar nueve meses o ceder los más de 18 que demanda la empresa.

El regulador puede optar por dirigir las desinversiones o, simplemente, vigilar el proceso. En el caso de Gatwick ha elegido la segunda opción, más deseable para Ferrovial.

Obligados a vender, el grupo español ve positivo reducir su dependencia respecto al negocio aeroportuario en un solo país, como es Reino Unido. Eso sí, reconoce que el momento es pésimo para buscar plusvalías.

El apoyo del Gobierno británico a la construcción de la tercera pista de Heathrow ha consolado a Ferrovial. La inversión mínima es de 7.600 millones a los que se suman otros 2.200 millones para la sexta terminal.