Plan de acceso a la vivienda

IU propone que el Estado compre 100.000 pisos vacíos este año para alquiler protegido

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, presentó esta mañana el plan de su organización para "el acceso a la vivienda en condiciones de crisis económica". Entre otras medidas, propone que el Estado compre este año a bancos y promotores un total de 100.000 viviendas vacías para alquiler protegido y venta a precio de coste.

Así, IU plantea que el Estado adquiera anualmente un paquete de viviendas construidas y terminadas antes del 1 de enero de 2009, que no hayan sido objeto de una primera ocupación, en cantidad proporcional a la demanda de viviendas protegidas en cada municipio. Durante el ejercicio de 2009 IU propone la adquisición de 100.000 viviendas por este procedimiento.

El precio de compra se podrá determinar mediante "subasta a la baja, estableciendo como límite máximo el precio medio de coste en la zona donde están situadas las viviendas"; o bien mediante el ejercicio del "derecho de tanteo y retracto" sobre las adquisiciones de vivienda hechas por los bancos o sus sociedades inmobiliarias "y en el caso de las viviendas que salgan a subasta pública".

A juicio de IU, estas viviendas se tendrían que destinar "prioritariamente" al alquiler protegido como viviendas de alquiler tasado. En el caso de las viviendas procedentes de subastas por impago de hipotecas, IU pide que tenga preferencia el propietario embargado, y agrega que "bajo determinadas condiciones", el alquiler podrá ser con opción a compra. Eso sí, puntualiza que el precio máximo de alquiler no podrá superar el 30 por ciento de los ingresos de la unidad familiar.

Para Lara, el problema de fondo de España está motivado por el modelo de desarrollo insostenible sustentado en el ladrillo, ante el cual "casi no ha habido intervención pública". Además, denunció que de cada cien viviendas construidas en España, "sólo 6 o 7 fueron protegidas, y de ahí la situación actual de precios, jóvenes hipotecados de por vida y desahucios".

IU asegura que hay en España cuatro millones de viviendas vacías, de las cuales hay un millón de viviendas nuevas que no han sido vendidas ni si quiera por su primer comprador real. Lara indicó que eso es un "problema al que ahora tienen que enfrentarse bancos y promotores", y argumentó que por eso hay que hacer una "oferta a esas entidades desde lo público para rescatar todas esas viviendas".

En esta línea, propuso que el precio de estas viviendas esté "más cerca del precio de coste que de el de mercado, porque precisamente este precio de mercado es el que impide el acceso de los jóvenes a los pisos".

"Los embargos en 2009 serán un 197% superiores a los de 2007. Los desahucios ya han llegado a 140.000, y para fin de año podrían llegar a 180.000 por impago de alquileres e hipotecas. Para el verano, ya 1,5 millones de personas podrían no cobrar ni subsidio ni prestación por desempleo alguna", enumeró el líder de IU.

Medidas para evitar embargos y deshaucios

El plan de vivienda de IU tiene también medidas de urgencia para evitar los embargos y desahucios de los trabajadores en paro. Así, IU propone que las CCAA se subroguen en el pago de los intereses de los créditos hipotecarios de los trabajadores en paro cuyos ingresos familiares no superen la cantidad de 3,5 veces el IPREM (22.144,01 euros anuales).

Además, expone que las CCAA acordarán ayudas a fondo perdido para el pago del principal de la hipoteca de hasta el 50 por ciento del mismo, destinados a aquellos trabajadores en paro cuyos ingresos no lleguen a 2,5 veces el IPREM (16.807,15 euros por año).

"Las CCAA acordarán ayudas al pago del alquiler mensual de los trabajadores en paro que estén sometidos a un procedimiento de desahucio, siempre que sus ingresos familiares no superen 2,5 veces el IPREM (16.807,15 euros anuales). Esta ayuda llegará hasta el 50 por ciento del alquiler mensual, con un límite de 350 euros por vivienda y mes", apunta IU.

El Plan también contiene medidas para fomentar la autoconstrucción de viviendas, con una línea de subvención a fondo perdido de 2.000 millones de euros dedicados a apoyar, en colaboración con las corporaciones locales, la autoconstrucción de unas 20.000 viviendas. IU reclama que los ayuntamientos participen cediendo suelo y financiando el proyecto de obras y la dirección técnica.

Los beneficiarios de estas últimas ayudas serán trabajadores en situación de desempleo y jóvenes menores de treinta años en demanda de empleo. IU articulará estas propuestas mediante proposiciones no de ley en el Parlamento, iniciativas legislativas en las CCAA y mociones en los ayuntamientos.

Finalmente, Lara aprovechó para avanzar una propuesta en la que la coalición está trabajando, para que el Estado, a través del ICO, adelante recursos a los ayuntamientos para que éstos puedan pagar a las pymes con las que han desarrollado proyectos.