Recurso del Ayuntamiento

La Justicia frena a Aguirre: bloquea los estatutos de Caja Madrid

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid dictó hoy un auto que paraliza cualquier acto tendente a la aprobación de los estatutos de Caja Madrid, como pretende el Gobierno de Esperanza Aguirre. Este auto es consecuencia del recurso presentado el jueves pasado por el Ayuntamiento de Madrid.

Tras la decisión del Tribunal de Justicia de Madrid, el Consejo de Administración de Caja Madrid ha vuelto a ratificar su postura contraria al contenido de la reforma de los Estatutos "impuesta" por la Comunidad de Madrid.

En un comunicado, el consejo de administración de la caja de ahorros asegura que ha insistido en que este nuevo texto se adaptó a las modificaciones dictadas por el Gobierno Regional por "imperativo legal y para cumplir, por tanto, con la ley" pero "en todo momento han presentado diferencias sustanciales con su contenido".

El pasado día 12 el vicealcalde Manuel Cobo anunció la presentación "inminente" de un recurso contencioso administrativo contra el proyecto de los nuevos Estatutos de Caja Madrid, modificados a instancias del consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, de acuerdo a la nueva Ley de Cajas de finales de 2008.

Según el nuevo estatuto, el número de vocales del Ayuntamiento de Madrid en la Asamblea de la entidad se reduciría un 40%, pasando de los 70 que tiene actualmente a 24.

Además, un total de 14 de los 21 miembros del consejo de administración de Caja Madrid han dejado abierta la posibilidad de presentar nuevos recursos contra la adaptación de los Estatutos realizada por la Comunidad.

Reunión desconvocada

El presidente 'aguirrista' de la comisión de Control, Pablo Abejas, ha desconvocado la reunión prevista para esta tarde, después de que se conociera la decisión de CC OO y PSOE de no acudir y la oposición de la entidad a que se celebrase, informaron a Europa Press fuentes políticas en la caja.

Abejas ha considerado que, con la situación actual, no hay consenso para celebrarla y no se podrá desbloquear este órgano que debe velar por cumplimiento de la Ley en el proceso electoral en curso, tal y como era su pretensión. Y es que la Comisión de Control está paralizada desde el pasado 20 de enero por la decisión de sindicatos y PSOE de poner fin a la espiral de enfrentamiento entre 'aguirristas' y 'gallardonistas'.

El consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, había avalado, a través de un comunicado, la convocatoria de Abejas, argumentando que es el presidente legítimo del órgano y que los Estatutos de la entidad establecen que la comisión de control se reúna una vez cada dos meses.

La dirección de Caja Madrid considera en cambio, y así lo hizo saber el viernes a través una carta remitida a todos los miembros de la comisión, "nula de pleno derecho" la convocatoria realizada por Pablo Abejas y aseguró que "puede suponer una suplantación de funciones" que podría dar lugar a su cese.

La situación, por lo tanto, es que Caja Madrid carece de comisión de control en activo, algo irregular para los 'aguirristas', pues evita el control sobre las decisiones del consejo de administración.