Remesas

Western Union compra Fexco, su mayor agente en España

Western Union busca el contacto directo con el cliente. Por eso compró el mes pasado el negocio de giros de Fexco. Esta empresa irlandesa era, a la sazón, su principal agente en España y uno de sus colaboradores más importantes en el mundo.

La multinacional estadounidense poseía desde 2001 un 25% de su colaboradora, si bien trabajaba mano a mano con ella desde hace dos décadas. El acuerdo señala que, a cambio del negocio remesador de Fexco, Western Union pagará 123,1 millones de dólares en efectivo (97 millones de euros) y entregará su participación en aquellas actividades comunes no vinculadas con la transferencias de dinero. Por lo tanto, abandonará el capital de Fexco.

La adquisición permitirá a Western Union gestionar sin intermediarios 10.000 puntos de venta distribuidos por Reino Unido, España, Suecia, Dinamarca, Irlanda Finlandia y Noruega. Además, obtendrá la licencia para ejercer de remesadora en los cuatro primeros países. La multinacional ya dispone de este permiso en Francia, Holanda, Alemania y Austria.

Hasta ahora, Western Union operaba en España mediante colaboradores, entre los que figuran Correos, Angelo Costa, Cambitur, Caixa Galicia y Caja España. Estos son los titulares de la licencia para gestionar transferencias de dinero que otorga el Banco de España. Money Gram, la segunda plataforma mundial de giros, comenzó a operar de forma directa en el país el pasado verano tras comprar la remesadora Cambios Sol a Banesto.

A raíz de la transacción, 300 empleados de Fexco pasarán a engrosar la plantilla de Western Union en el mundo.

Directiva europea

La multinacional ha cerrado la adquisición de Fexco con la vista puesta en la nueva Directiva Europea de Servicios de Pago. La compra permitirá a Western Union reducir costes, reforzar su imagen de marca y tener un contacto directo con el locutorio.