Crítica

Botella critica las 'medidas cortoplacistas' de Zapatero para enfrentarse a la crisis

La delegada de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, criticó hoy las "medidas cortoplacistas" del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para enfrentarse a la crisis porque contribuyen "a engordar un déficit público que hasta hace poco era superávit".

Botella señaló además en la clausura de unas jornadas dedicadas a la actual coyuntura económica organizadas por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos que las medidas del Gobierno central puestas en marcha para estimular el gasto "reflejan la debilidad de un presupuesto que no es útil frente a la crisis y que compromete mayor deuda".

La popular, que recordó que el Banco Central habla ya de recesión global para este año, algo que no pasaba desde la Segunda Guerra Mundial, subrayó que existe "un consenso sobre su origen pero no tanto en las soluciones". Añadió además que "a algunos les complace el desplome de Wall Street" y lo comparan con la caída del Muro de Berlín ya que el segundo representó "la caída del comunismo" y el primero el "ocaso del capitalismo", de ahí que "algún dirigente político defienda ante el mundo la necesidad de refundarlo".

Ana Botella retrató un horizonte negro para el país ya que España es "el país de la OCDE con mayor tasa de paro, un 14,8 por ciento, con casi tres millones de desempleados de los que uno ya no cobra el subsidio". "La situación económica empieza a ser complicada", aseveró.

En este contexto enmarcó la crisis en Madrid, una situación a la que no es ajena la ciudad pero que no se ve tan afectada como otras, sostuvo. "Las previsiones de crecimiento se reducen pero siguen siendo menos malas que las del entorno nacional al tener una estructura económica más equilibrada". Lo mismo dijo del paro ya que aunque en Madrid la tasa de desempleo es del 45 por ciento, esta cifra es inferior a la media nacional, de un 50.

Botella defendió que el turismo, que aporta el 6 por ciento al Producto Interior Bruto de la ciudad, "de momento resiste bien", con una caída del 11 por ciento con respecto al año anterior. En 2008 fueron siete millones los turistas que llegaron a Madrid lo que la convierte en la quinta capital europea más visitada, junto a Londres, París, Roma y Berlín.

La edil no quiso concluir su intervención sin hacer dos guiños al Ayuntamiento de Madrid. El primero tenía como protagonista la candidatura olímpica de Madrid 2016, algo que, de conseguir en octubre, "sería importante para la economía madrileña, situaría la ciudad en el mundo y sería algo muy importante para la Nación".

La segunda cuestión estuvo relacionada con su ámbito, el medio ambiente. Botella insistió en que un mejor uso de los recursos naturales, siempre escasos, es bueno no sólo para el entorno sino también para ser más competitivos. De ahí que pidiera a los ingenieros que apostasen por la sostenibilidad porque "aunque inicialmente puede ser un coste añadido, introduce elementos beneficiosos" para la sociedad y la economía.