Destrucción de empleo

La crisis también llega a Barrio Sésamo

La recesión que azota a la mayor parte de las economías provocando oleadas de despidos entre las compañías de todo el mundo parece haberse contagiado también desde Wall Street hasta Sesame Street (más conocida en España como Barrio Sésamo), que recortará su plantilla en un 20%.

Barrio Sésamo
Barrio Sésamo

La recesión que azota a la mayor parte de las economías provocando la caída de algunas de las mayores instituciones financieras y oleadas de despidos entre las compañías de todo el mundo parece haberse contagiado también desde Wall Street hasta Sesame Street (más conocida en España como Barrio Sésamo), que recortará su plantilla en un 20%, según confirmaron a Europa Press en fuentes de Sesame Workshop, la organización sin ánimo de lucro propietaria de los derechos de la conocida serie infantil.

"Sesame Workshop no es inmune a los desafíos sin precedentes del entorno económico actual", señaló la entidad, que prescindirá de 67 de sus 355 empleados, el 20% de la plantilla, para hacer frente al descenso de los recursos.

Sesame Workshop ha permanecido durante 41 años detrás del programa educativo del que forman parte series de televisión, juguetes y otros materiales y proyectos dirigidos tanto a niños como a educadores gracias a los fondos recibidos en forma de donaciones procedentes en gran medida de empresas e instituciones de Wall Street, muchas de ellas afectadas hoy en día por la crisis.

En este sentido, el diario 'Financial Times' recuerda que los bancos de inversión Bear Stearns, que tuvo que ser rescatado por la Reserva Federal de EEUU y JPMorgan, y Merrill Lynch, adquirido por Bank of America para evitar su quiebra, eran dos de los principales mecenas de la organización, fundada en 1969 con el objetivo de facilitar el acceso a la educación de los niños procedentes de familias con escasos recursos.

Por otro lado, las cuentas anuales de la organización, cuyo ejercicio se extiende concluye el 30 de junio, ya advertían el año pasado del deterioro de la situación, puesto que, pese a haber incrementado un 12,4% sus ingresos, hasta 13,7 millones de dólares (10,7 millones de euros), los activos de Sesame Workshop se habían depreciado en 6,7 millones de dólares (5,2 millones de euros), arrojando un resultado negativo de 9,7 millones de dólares (7,6 millones de euros), frente a las ganancias de 22,7 millones de dólares (17,7 millones de euros) del ejercicio precedente.