Observatorio Joven de Empleo

La temporalidad en la Administración Pública afecta a dos de cada tres jóvenes

La temporalidad laboral afecta a dos terceras partes de los trabajadores menores de 30 años de la Administración Pública (67,9% de los empleados), y supera en 17 puntos la temporalidad del sector privado (50,8%), según el informe presentado hoy por el Observatorio Joven de Empleo de España del Consejo de la Juventud de España (CJE).

Los datos del estudio correspondiente al tercer trimestre de 2008 reflejan que la inseguridad laboral se acentúa en el caso de la mujer joven, cuya temporalidad asciende al 71,1% en el sector público, frente al 53,5% reflejado por los hombres.

De este modo, en el cómputo general del empleo, la mitad de la fuerza laboral española entre 16 y 29 años (50,8%) se encuentra vinculada a su empleador mediante un contrato temporal.

Según este mismo estudio, la forma de contratación temporal más utilizada es el contrato por obra o servicio (16,5%), seguido por el contrato temporal de circunstancias de producción (10,2%).

Asimismo, la tasa de desempleo entre los más jóvenes alcanzó el 18,7% en el tercer trimestre del 2008, frente al 13% registrado en el mismo periodo del año anterior.

En cuanto a la jornada a tiempo parcial, la cifra de jóvenes acogidos a esta modalidad de empleo llega al 15,4%, llegando al 22,5% en el caso de las mujeres, que son las que con mayor frecuencia declaran buscar empleo a pesar de estar ocupadas, un 10,4% frente al 7,7% de hombres.

Otra de las reivindicaciones elevadas por el Consejo a raíz del informe del Observatorio pone de manifiesto que los jóvenes españoles trabajan de media 10 horas extras en sus centros de trabajo sin recibir una compensación económica por ello.

Reclamaciones del consejo

Ante estas cifras, el vicepresidente del CJE, José Luis Arroyo Sánchez, instó al Ejecutivo a aumentar las ayudas a la formación de los trabajadores y a la emancipación de los jóvenes, y abogó por un cambio en el modelo productivo nacional.

"Los servicios y la construcción son los sectores que generan más precariedad y la crisis pone de manifiesto la necesidad de un cambio del modelo productivo", declaró Arroyo, al tiempo que matizó que "los jóvenes sin formación son los que más sufren la temporalidad y el desempleo", del mismo modo que los universitarios desarrollan labores que están por debajo de su formación.