Adjudicación

Ferrovial logra dos nuevos contratos en Polonia por unos 28 millones de euros

Ferrovial, a través de su constructora polaca Budimex, se ha adjudicado un contrato en Polonia para construir una carretera de circunvalación y otro para diseñar y edificar un centro universitario, por un importe global de 131,12 millones de zlotys (27,8 millones de euros).

Según datos de Budimex recogidos hoy por Efe, la Dirección General de Carreteras Nacionales y Autopistas de Polonia seleccionó la oferta presentada por la compañía para construir una carretera de circunvalación en la ciudad de Krásnik (al este de Polonia) por 73,12 millones de zlotys (15,5 millones de euros), obras que tendrán una duración de 19 meses.

Asimismo, la Universidad de Medicina de Wroclaw ha adjudicado a Budimex el diseño y las obras de construcción del centro de educación e innovación de la Facultad de Farmacia, por un importe de casi 58 millones de zlotys (12,3 millones de euros).

Por otro lado, el consorcio formado por Ferrovial, su filial Budimex y el Estudio Lamela ha reclamado ante la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Varsovia el pago de los trabajos adicionales realizados con motivo de la ampliación del aeropuerto internacional de Varsovia, con la construcción de la Terminal 2.

FERROVIAL 23,09 2,03%

El importe reclamado por el consorcio, que asciende a 58,9 millones de dólares (46,45 millones de euros), incluye las cuotas retenidas por el adjudicador, el gestor aeroportuario polaco (PPL), así como los intereses generados por la demora del pago.

El gestor aeroportuario polaco adjudicó a Budimex en 2002 las obras de ampliación del aeropuerto internacional de Varsovia pero, tras retrasos que la empresa siempre atribuyó a problemas ajenos, el adjudicador decidió rescindir el contrato y optar por otra empresa para que terminara las obras que quedaban por realizar.

En el momento de rescindir el contrato, el gestor aeroportuario polaco debía más de 20 millones de dólares (15,7 millones de euros) al consorcio, que había ejecutado hasta aquel momento el 85 por ciento de las obras.

Además, a dicha suma hay que añadir varios millones de dólares más por trabajos adicionales realizados por el consorcio.

Según Budimex, la rescisión del contrato por parte de PPL no tuvo base, ya que el gestor aeroportuario justificó su decisión en fallos del sistema de megafonía y en la tardanza del visto bueno de la seguridad de la instalación.