Banca

Fortis sube con fuerza en Bolsa tras el cierre del acuerdo entre Bélgica y BNP Paribas

Fortis, cuya segregación fue acordada por Bélgica y Holanda y rechazada por los accionistas hace un mes, registró ayer su mayor subida bursátil en un año y medio, después de que BNP Paribas revisara su oferta de adquisición de las filiales del grupo en Bélgica y Luxemburgo.

La entidad belgaholandesa se llegó a disparar un 44% en Bolsa -la mayor revalorización desde su creación en 1990-, aunque finalmente cerró con un incremento del 20,83%. Según los nuevos términos del acuerdo, Fortis recibirá 1.375 millones de euros en efectivo por vender el 25% de su compañía de seguros en Bélgica. Además, su exposición ante posibles activos tóxicos se reducirá un 24%, hasta 760 millones.

El que fuera uno de los pocos gigantes financieros paneuropeos quedará tras la división como una aseguradora, con activos que alcanzan los 3.400 millones de euros y derecho a beneficiarse de los rendimientos que pueda obtener Bélgica con el 11,6% que controlará de BNP Paribas tras la operación.

BNP PARIBAS 62,78 -2,67%
FORTIS N.V. 35,36 0,54%

'Ahora es mucho más probable que el acuerdo salga adelante', comenta Ivan Lathouders, analista en el Banque Degroof en Bruselas.

BNP Paribas explicó ayer que con la absorción de parte de Fortis (una operación valorada en 10.400 millones de euros) se convertirá en el primer banco europeo en depósitos con más de 540.000 millones de euros.

Según los términos del acuerdo suscrito con Bruselas, BNP comprará el 75% de la actividad bancaria de Fortis, sobre la base de una evaluación de 11.000 millones de euros por el 100%.

Dudas sobre Lloyds

Una evolución muy distinta tuvo ayer Lloyds Banking Group. El mercado recibió con ventas la decisión del Tesoro británico de incrementar su participación en la entidad -fruto de la fusión de Lloyds TSB con Halifax Bank of Scotland- hasta más de un 65%.

A los analistas les ha sorprendido que la entidad, tenida por una de las más conservadoras del sector bancario británico, haya tenido que participar en el programa de protección de activos del Gobierno aportando 260.000 millones de libras (290.000 millones de euros) en activos tóxicos, una cifra mayor de lo esperado.

Sus acciones cerraron con una caída del 8,1%.