'Telecos'

Orange pincha en altas de ADSL, pero eleva los ingresos más que sus rivales en España

Orange ha cerrado un ejercicio atípico en España. Sus resultados operativos son peores que los de sus rivales, Telefónica y Vodafone, puesto que pierde clientes de banda ancha y se queda muy lejos de sus competidores en altas de telefonía móvil. Pero lo compensa con un crecimiento mayor en los ingresos de los dos negocios.

El tradicional duelo entre las tres grandes operadoras que compiten en España, Telefónica, Vodafone y France Télécom, se ha saldado con incertidumbre sobre el resultado final de la batalla en 2008. Unas lo han hecho mejor en el terreno operativo -captación de clientes-, pero otras han ganado en logros financieros.

Telefónica y Vodafone están en el primer grupo. Las dos compañías han cerrado un ejercicio con fuerte crecimiento en clientes, tanto en telefonía móvil como en banda ancha, pero la caída del consumo ha afectado a sus cuentas y las dos presentan caídas en los ingresos de telefonía móvil en 2008. Las ventas de Telefónica en telefonía fija crecieron un tímido 1,4%, pese a que sumó 632.402 abonados de ADSL.

Orange, la última que quedaba por presentar resultados y que lo hizo ayer, es la cara contraria. Su evolución en banda ancha no ha sido positiva. Pese a haber comprado Yacom, el número de clientes se quedó en 2008 en 1,164 millones, lo que significa que ha perdido 13.000 abonados en el año y que su cuota de mercado ha bajado dos puntos, hasta el 12,5%. Vodafone, por ejemplo, ha captado 117.000 abonados pese a que entró mucho más tarde en la competencia por el ADSL.

España representa el 7% de la facturación del grupo France Télécom, tras elevar un 2,66% las ventas, a 4.015 millones

En telefonía móvil la situación es algo mejor, pero la comparación es igualmente desfavorable. Son 283.000 altas de la filial de France Télécom -tiene 11,374 millones de clientes- frente a más de 700.000 tanto de Telefónica como de Vodafone.

Pero al traducir estos resultados operativos en cifras financieras, la comparación cambia. Orange es la única de las tres que cierra 2008 con un crecimiento en sus ingresos de telefonía móvil, que aumentan un 0,4% en términos comparables. El alza en telefonía fija es mayor, un 4,3%, y se queda por encima del crecimiento de Telefónica.

La explicación a esta aparente contradicción puede estar en el mayor uso que han hecho los clientes de Orange de sus servicios, pese a que el ARPU en telefonía móvil cae a 293 euros, frente a los 303 euros de 2007. En banda ancha, es posible que la compañía haya terminado de aplicar a muchos clientes las fuertes promociones y descuentos que se ofrecen para captarlos, con la consiguiente mejora de las cuentas.

En cualquier caso, el resultado de la evolución financiera de Orange en España son unos ingresos conjuntos de 4.015 millones. Es un 2,66% más que el año anterior y permite a esta participada aumentar un 0,9% su peso en los ingresos del grupo y llegar hasta el 7%.

Lo que no suma a los resultados del grupo France Télécom, sino que resta, es la limpieza acometida por Orange en el valor de sus activos de telefonía fija.

En la memoria que acompaña las cuentas anuales, la operadora especifica que ha saneado 140 millones de euros del fondo de comercio en España, procedente sobre todo de la compra de Yacom. El movimiento pretende ajustar esta partida, que se ha quedado en 271 millones, al valor de mercado real de la telefonía fija y de la banda ancha, muy inferior a los precios que pagó ella.

Las tres grandes 'telecos' europeas resisten la crisis

Al margen de quien haya ganado la competición, los resultados de Telefónica, Vodafone y Orange en España muestran que, en mayor o menor medida, estas filiales han sufrido por la crisis, pero han conseguido capearla bien.

Y esta misma resistencia es la que muestran las grandes operadoras europeas, como el grupo Telefónica, Deutsche Telekom o la matriz de Orange, France Télécom. Vodafone queda fuera de la comparación porque sus resultados anuales se cierran en marzo, así que sólo se disponen de cifras operativas para 2008.

France Télécom ha sido la última en publicar sus cuentas, que muestran que ha seguido creciendo en 2008, con un alza del 2,9% en los ingresos. El Ebitda se mantiene a tasas parecidas, mientras que el beneficio cae con fuerza, un 34,1%, debido a los saneamientos -como el que ha hecho en España- y los mayores impuestos.

Para el futuro, la operadora ha anunciado un plan para recortar costes, de forma que se maximice el flujo de caja, una estrategia similar a la de Telefónica. Y ha subido el dividendo, como muestra de fortaleza.

Los resultados han gustado a los analistas, al igual que los de Telefónica y Deutsche Telekom. La primera por su crecimiento y la segunda por el esfuerzo en la rentabilidad.

Telefónica en cabeza

A la espera de que Vodafone cierre sus cuentas en marzo, Telefónica se ha colocado como la primera teleco europea por beneficios. La española supera también a Deutsche Telekom y France Télécom por Ebitda y sólo la alemana le gana por ventas.