Automoción

Opel será separada de GM tras 80 años en el grupo

Opel volverá a ser un fabricante de coches de capital mayoritariamente europeo 80 años después de entrar en General Motors. La multinacional estadounidense segregará la compañía para asegurar su supervivencia.

Ya era algo esperado por toda la industria, pero el viernes, la filial europea de General Motors confirmó que cederá entre un 25% y un 50% del capital de Opel y convertirá la compañía alemana en una sociedad independiente. El objetivo, explicó el presidente de GM Europe, Carl Peter Forster, es asegurar la supervivencia de la segunda marca más vendida de Europa por detrás de Volkswagen. 'Todas las actividades de Opel se realizarán a partir de una sociedad anónima independiente y de acuerdo con el derecho europeo', anunció.

General Motors está inmersa en una profunda crisis que ha requerido recortar su tamaño y que necesita de la respiración asistida que le brinda un crédito de 13.400 millones de dólares del Gobierno de Barack Obama. Plantas y empleo fueron las primeras en pasar por la tijera, y así, desde principios de la década, la corporación ha puesto en marcha diversos planes de reducción que la crisis ha vuelto insuficientes.

Ahora es el turno de reducir marcas. GM prescindirá de Hummer, de Saturn y de Pontiac, y se quedará con Chevrolet, Buick, GMC y Cadillac. En Europa, hace una semana, la compañía anunció que se desprenderá de Saab. Ahora es el turno de Opel, marca que compró en 1929. 'La compañía tiene futuro' manifestó Forster en una rueda de prensa celebrada tras el consejo de GM Europe, 'pero ha de recortar capacidad'. GM estudia vender la planta de Eisenach, como adelantó CincoDías, y vender las de Bochum y Amberes. En todo caso, Forster resaltó que Opel conservará lazos con Detroit, como el acceso a patentes. Para cubrir las necesidades de capital para esta nueva sociedad, GM inyectará 3.000 millones y espera lograr ayudas estatales por otros 3.300 millones.

Más de 7.150 millones de pérdidas desde 2002

Adam Opel comenzó su negocio como una fábrica de máquinas de coser. Corría el año 1862. Fueron sus hijos los que vieron que el futuro estaba lejos de las brocas y más cerca de los motores que poco antes había inventado Karl Benz. En 1929, General Motors ampliaría su negocio a Europa comprando la compañía.

Durante los años 90, la empresa perdió comba y la filial perdió 7.158 millones entre 2002 y 2008, según Bloomberg. A GM no le va mejor. La empresa anunció el jueves unas pérdidas de 24.359 millones en 2008. De esta cifra, 2.206 millones provinieron de la división europea. La multinacional ha perdido poco más de 49.000 millones en los dos últimos ejercicios.