Estafa

ING dice que el fraude de Stanford le afecta en una "cantidad mínima"

El grupo bancario y de seguros holandés ING se ha visto afectado en "una cantidad mínima" por el nuevo fraude descubierto en Estados Unidos, un entramado de inversión montado por el multimillonario tejano Robert Stanford por unos 8.000 millones de dólares.

Preguntado por la cuestión, el miembro del Consejo de Administración de ING Koos Timmermans comentó durante la rueda de prensa de presentación de los resultados anuales que el fraude afecta "en una cantidad mínima" a las inversiones del grupo holandés.

Según la agencia holandesa ANP se trata de "un par de millones de euros" que ING invirtió a través de terceros en negocios vinculados con el multimillonario estadounidense.

La Comisión del Mercado de Valores (SEC, en sus siglas en inglés) de EE UU acusa a Stanford de engañar a los inversores, a los que vendió títulos a plazo fijo conocidos como certificados de depósito con unas tasas de interés "improbables y no justificadas".

El tejano dijo que había logrado una rentabilidad de dos dígitos durante los últimos 15 años y garantizó a las víctimas que sus depósitos estaban seguros, pues invertía principalmente en instrumentos financieros "líquidos", lo que era falso, de acuerdo con la SEC.

Se trata del segundo fraude a gran escala destapado en Estados Unidos en poco más de dos meses, después de que en diciembre se revelara el llevado a cabo por Bernard Madoff, en el que se evaporaron alrededor de 50.000 millones de dólares.