Feria 2009

El Salón Inmobiliario de Madrid se adapta a la crisis

El Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA), que tendrá lugar del 27 al 30 de mayo, ha hecho los deberes frente a la crisis. Con el fin de hacer más atractiva a undécima edición de la feria, que aún no tiene confirmada la participación de las principales compañías del sector, la organización ha llegado a un acuerdo con la casa de subastas Tulipp para volver a celebrar este año una subasta a la baja de viviendas, con descuentos de entre el 20 y el 40%.

Bohúa explicó que la organización del SIMA está ajustando las tarifas y ofreciendo a los expositores nuevas fórmulas de participación, como casetas completamente montadas a partir de 4.000 euros. "De momento se ha iniciado la comercialización, pero hasta mediados de marzo o abril no tendremos datos más definitivos de participación", añadió.

Tampoco Tulipp ha llegado de momento a ningún acuerdo ni con promotores ni con entidades financieras para que participen en su subasta, denominada 'La Subasta Perfecta', si bien se ha planteado como meta el tener alrededor de 80 vendedores con 5 ó 6 inmuebles cada uno para presentar una oferta de entre 400 y 600 viviendas.

El presidente de Tulipp, Jorge Zanoletty, confió en que contarán con un colectivo lo suficientemente amplio como para excluir a los vendedores que estén menos dispuestos a ajustar sus precios.

La subasta se celebrará durante los dos últimos días del SIMA (29 y 30 de mayo), en tanto que entre cuatro y seis semanas antes los inmuebles ofertados se mostrarán en la página web de Tulipp y podrán ser visitados por los interesados.

De acuerdo con la mecánica establecida para la subasta, el precio de salida de cada inmueble irá bajando hasta que se produzca la primera puja y a partir de ahí volverá a subir hasta que sea adjudicado al mejor postor.

Para participar, el comprador sólo tiene que registrarse, mientras que si se hace con un inmueble tendrá que firmar un contrato de arras y pagar en ese instante el 1% de su precio.