La cita mundial de la telefonía móvil

Telefónica convierte a cada cliente de móvil en una red Wifi personal

Telefónica quiere convertir a todos los usuarios en portadores de una red Wifi personal y móvil con la que dar acceso a los dispositivos que desee cada uno. Y lo va a hacer con un nuevo aparato cuyo estreno mundial se producirá en España en mayo y que la operadora lanzará y tendrá en exclusiva.

El tamaño es poco mayor al de una tarjeta de crédito; su nombre, MIFI, un juego de palabras -o letras- que mezcal la libertad y el uso personal con el Wifi. Basta con encenderlo para que el aparato se conecte sin cables con la red de telefonía móvil 3G a velocidades de 7,2 megas y se convierta en un amplificador Wifi que da acceso, también sin ningún tipo de conexión física, a hasta cinco dispositivos, ya sean ordenadores, consolas de juegos o reproductores de música.

El lanzamiento es resultado de la colaboración de Telefónica con la empresa estadounidense Novatel, especializada en soluciones de banda ancha inalámbrica. Y, precisamente, el dispositivo anunciado ayer durante el congreso de móvil de Barcelona tiene por objetivo romper uno de los lastres de la banda ancha celular en su competición con la fija.

TELEFÓNICA 4,16 0,39%

Mientras que las redes de Wifi proliferan en las conexiones de ADSL para dar servicio a varios ordenadores, los accesos móviles a internet han sido hasta ahora personales. Es decir, una conexión servía sólo para un ordenador, pero no para varios y cada vez son más los hogares que prescinden del fijo y optan por el acceso móvil, pero a la vez se componen de varios miembros, cada uno con su necesidad de conexión. También se puede usar en el entorno empresarial.

En el coche o de vacaciones

Como ventaja añadida frente a la banda ancha fija, la red Wifi celular permite llevar la conexión a cualquier lugar y conectar varios terminales a internet en sitios como el coche o la segunda residencia.

Telefónica todavía no ha definido el plan de precios con el que MIFI saldrá al mercado. Sin subvención, el dispositivo tiene un coste de 200 dólares, pero la operadora lo venderá más barato asociado a su tarifa de datos.