Expropiación

Marsans y el Gobierno argentino alcanzan un principio de acuerdo por Aerolíneas

El grupo español Marsans y el Gobierno argentino han alcanzado hoy un principio de acuerdo que resuelve la situación de Aerolíneas Argentinas, indicaron fuentes próximas a la negociación.

Las mismas fuentes añadieron que se trata de un "preacuerdo" pero que aún no se ha firmado ningún documento, aunque se da por seguro que se firmará en las próximas horas, poniendo fin al litigio que mantiene el grupo español con el Gobierno de ese país latinoamericano desde hace aproximadamente un año.

El principio de acuerdo contempla que el Gobierno argentino se haga cargo de un número aproximado de 40 aviones de los 61 contratados por Marsans a Airbus el pasado mes de noviembre, lo que liberaría a favor del grupo español 150 millones de euros del aval dado al fabricante europeo.

Marsans confirmó la compra a Airbus en noviembre de esos 61 aviones, entre ellos cuatro A380, el avión comercial más grande del mundo, por un importe de 6.100 millones de euros.

Las fuentes consultadas negaron que la operación sea de cerca de 400 millones de dólares como se ha publicado en algún medio argentino, y "que si el Gobierno de ese país realiza una operación de ese calado con Airbus es cosa suya", y mantienen que la cantidad que se liberaría para Marsans sería de 150 millones de euros.

El principio de acuerdo contempla, entre otros aspectos que se harán públicos en los próximos días, el mantenimiento del código compartido entre Aerolíneas Argentinas y Air Comet (compañía del grupo español).

También se apunta al permiso para volar a Argentina desde España por parte de Air Comet y desde allí a otros países, así como un posible mantenimiento conjunto de los aviones.

En contrapartida Marsans se compromete a retirar la demanda que ha interpuesto contra el Estado argentino ante el Centro de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) por estar en desacuerdo con el precio que quería pagar el Gobierno argentino por la aerolínea.

Con este acuerdo se cierra el litigio que mantienen abierto desde el año pasado la empresa española y el ejecutivo argentino, y que ha motivado que recientemente el Gobierno del país latinoamericano decidiera nacionalizar la aerolínea a través de su expropiación por un decreto parlamentario.

El conflicto se radicalizó el pasado año, tras una serie de incidentes y huelgas protagonizadas por los trabajadores de Aerolíneas que situaron las relaciones entre sus dueños españoles y los representantes argentinos en un callejón sin salida.

En julio pasado ambos interesados firmaron un acuerdo de compra-venta en el que se comprometía a buscar tasadores, y en caso de discrepancia se acudiría a un auditor.

Al no encontrar un punto común en las negociaciones, el Gobierno argentino decidió en diciembre la nacionalización de Aerolíneas a través de la expropiación.

Aerolíneas Argentinas fue privatiza en 1990 y vendida a Iberia, que años después la cedió a American Airlines, compañía estadounidense que la traspasó en 2000 a la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI), siendo vendida en octubre de 2001 al grupo Marsans.