Objetivo

La cadena de suministro como eslabón de la RSC

El Pacto Mundial edita una guía de compra responsable.

Ayudar a las empresas a gestionar su cadena de suministro de forma más responsable, con el fin de generar un beneficio sostenible en todas las áreas y actividades del negocio. Ese es el objetivo que ha llevado a la Red Española del Pacto Mundial de las Naciones Unidas a elaborar una guía dirigida a las empresas, principalmente las pymes, y facilitar así una gestión responsable de la cadena de suministro.

La guía del Pacto Mundial explica que 'la tradicional separación de responsabilidades de la ley de contratos mercantiles, que establece una clara frontera entre los comportamientos internos de las empresas que se relacionan comercialmente se ha difuminado actualmente debido a que la sociedad espera que la empresa responda también de sus proveedores, ya sea influyéndoles para que respeten unos principios mínimos si tiene capacidad para ello o bien evitando ser cómplice de una situación desequilibrada, si por su dimensión no es capaz de influirles'. Se trata de evitar suministradores que puedan incumplir principios de responsabilidad social, medioambiental o laboral, entre los que puede llegar a encontrarse en casos extremos el trabajo infantil, por ejemplo.

El secretario de la Red del Pacto Mundial de las Naciones Unidas en España, Joaquín Garralda, señaló durante la presentación de la guía varias razones por la que las empresas deberían poner en marcha planes para realizar compras con criterios de responsabilidad: 'por un lado, para prevenir riesgos y construir oportunidades. Además, supone un proceso de conocimiento interno que puede acabar siendo una ventaja competitiva.

La guía ofrece un sistema de evaluación de los riesgos en base a las características de la empresa y de sus proveedores. Estos riesgos serán mayores dependiendo del país en el que opera, el porcentaje total de productos o servicios que provee y del tipo de suministro del que se trate.

De esta forma, con la ayuda de la guía las entidades pueden diseñar mecanismos de corrección y mejorar la relación con sus proveedores, promoviendo relaciones comerciales a largo plazo que mejoren la confianza entre las partes.

La guía cuenta con la experiencia de casos reales expuestos por empresas como Agbar, Javierre, Mango, Gas Natural, Ferrovial, Repsol o Starbucks. Uno de los consejos que aporta la guía es el establecimiento de un plan de seguimiento continuo y cercano de la cadena de suministro, que puede realizarse a través de visitas a las plantes y de auditorías. En todo caso, se recomienda incluir en el contrato qué controles van a llevar a cabo para evitar así posibles malentendidos por ambas partes.