Descenso

La crisis financiera rebaja un 22% las adquisiciones entre compañías

KPMG prevé un repunte de operaciones a finales de año.

La crisis financiera y la restricción al crédito que han sufrido muchas empresas han propiciado una brusca caída en el número de adquisiciones o fusiones entre empresas en todo el mundo. Así lo revela un estudio realizado por la consultora KPMG, en el que se destaca que el descenso se elevó a un 22% en noviembre de 2008 respecto a los resultados de la anterior encuesta, elaborada seis meses antes.

El informe, basado en los ratios de deuda neta sobre el resultado de explotación de las 1.000 compañías mundiales de mayor capitalización, muestra que ese indicador ha subido un 13,5%, lo que representa un menor margen de acción por parte de las empresas para acometer compras o fusiones. Jorge Riopérez, socio responsable de Finanzas Corporativas en España de KPMG, confirma que la actividad 'continuará disminuyendo hasta el tercer trimestre y que, debido al descenso de la liquidez en el mercado y la reducida liquidez en los mercados de deuda, la capacidad para realizar operaciones se reducirá'.

No obstante, Riopérez cree que existen indicios que apuntan que el entorno mejorará a partir de la segunda mitad de 2009. 'Creo que en un plazo de seis meses empezaremos a ver indicios de una recuperación lenta, pero progresiva en el mercado. Un factor clave que nos indicará que ha llegado este momento será cuando salgan a la venta activos de calidad a precios razonables, en lugar de los desesperados descuentos aplicados en la actualidad'. A su juicio, existen fondos que aún mantienen un nivel de liquidez mayor de lo que se cree, como el caso de las empresas que han mantenido fondos de contingencia en efectivo o algunos fondos soberanos.

La crisis no ha afectado por igual a todos los países del mundo. Los más perjudicados por las restricciones en la concesión de créditos han sido África y Oriente Medio, con un descenso del 31,6% y del 28,7% en el PER, un indicador que compara el precio de la acción y el beneficio neto de la empresa, es decir, el número de veces que el beneficio después de impuestos de la empresa está contenido en la cotización de la acción.

La valoración de todos los sectores desciende

Ningún sector se ha librado del deterioro que ha experimentado la economía mundial en el último semestre de 2008, por el retroceso en la demanda interna y externa, respectivamente. El estudio de KPMG así lo constata, ya que ninguna actividad ni ninguna región ha experimentado una mejora en las valoraciones sobre su capacidad para afrontar compras ni en la fiabilidad de sus balances.

El peor parado en el estudio es el relacionado con la tecnología, en el que el número de veces que el beneficio después de impuestos está incluido en la cotización de la acción (PER), cayó un 32% entre mayo y noviembre.

En esa clasificación le siguen las materias primas, en las que se incluyen petróleo, minerales o alimentos, con una bajada del 31% en el mismo periodo, mientras que la relacionada con la industria experimentaron un retroceso del 29% entre mayo y noviembre de 2008.