Bolsa de EE UU

Wall Street gana un 3,5% en la semana ante la inminente aprobación del plan de estímulo

Las ideas de Obama comienzan a funcionar, incluso antes de ser aprobadas. La ilusión creada en torno a la puesta en marcha de la segunda mitad del plan de rescate, fue suficiente para que los inversores obviaran los negativos datos macro. El Dow Jones cerró la semana con una ganancia del 3,5%.

La posibilidad de que el Tesoro estadounidense se decida a crear un 'banco basura' dentro de las medidas que anunciará el lunes, fue la principal razón del 'rally' vivido en las dos últimas sesiones de la semana. Todos los índices de la Bolsa de Nueva York se contagiaron de la tendencia alcista y cerraron con importantes avances. El Standard and Poors 500 creció un 5,17%, para cerrar en los 868 puntos, mientras que el selectivo tecnológico Nasdaq hizo lo propio con un avance semanal del 7,81%.

Tras un mes de continuadas semanas de pérdidas, Wall Street rompió la racha bajista y el Dow Jones se consolida por encima de los 8.000 puntos. En una semana en la que prácticamente no ha habido un buen dato macroeconómico, las esperanzas puestas en las medidas de Obama fueron el principal protagonista de la semana. Si el martes, el presidente de EE UU recortó el sueldo de todos los ejecutivos de los bancos ayudados por el Gobierno, los últimos días de la semana empezó a correr el rumor de que el Tesoro podría anunciar la "creación de un banco basura."

Dichas noticias influyeron muy positivamente en el comportamiento de la acciones de la banca, que se dispararon en las sesiones de jueves y viernes. Bank of América, que rozó sus mínimos de los últimos 25 años, rebotó con fuerza y se apuntó un 25,62% en la jornada del viernes, aunque cedió un 5,79% en el global de la semana. Los otros bancos también se dispararon en la jornada que cerraba la semana; Citigroup ganó un 10,42% en la semana y JPMorgan un 8,82%.

DOW JONES 26.743,50 0,32%
NASDAQ 100 7.531,07 -0,50%
S&P 500 2.929,67 -0,04%

Con respecto al empleo, no fue para nada una buena semana y todos los indicadores mostraron destrucción de trabajo. El más preocupante, la tasa oficial de desempleo, que se situó en el 7,6%, alcanzando su nivel más alto en desde 1982. Barack Obama calificó la noticia como "devastadora" y confía en que todo cambie con la aprobación del plan de estímulo económico.

Por otro lado, las empresas continuaron presentando resultados anuales dentro de la tónica negativa de semana anteriores. La farmacéutica Merck vio como su benefició cayó 1.630 millones de dólares en 2008, pese a ello el cuarto trimestre fue muy bueno y los inversores lo recibieron como un síntoma de recuperación. Su cotización avanzó un 8% en la semana.

Las empresas informáticas a la cabeza

Semana especialmente buena para las empresas informáticas. Microsoft ganó un 15,26% y su proveedora de microchips, Intel, se apuntó un 14,5%.

En el plano negativo, General Electric fue la peor empresa de la semana en el Dow Jones, con una caída del 8,08%. Le siguió de cerca Kraft Foods, que cedió un 6% lastrado por unos resultados muchos peores de lo esperado por los analistas.

En cuanto al mercado de materias primas, el barril de petróleo Texas de entrega en marzo, se depreció 1,5 dólares en la semana y cerró con un precio de 40,17 dólares por barril.