Acreedores

Las suspensiones de pagos se duplicaron en Reino Unido en 2008

Un total de 4.820 compañías británicas se declararon en suspensión de pagos en 2008, el doble que un año antes, según los datos ofrecidos hoy por el Servicio de Insolvencia del Reino Unido, el organismo que vigila a las empresas con problemas financieros en Inglaterra y Gales.

Tan sólo en el último trimestre del pasado año la crisis hizo que el número de empresas que se declararon en suspensión de pagos se multiplicara por cuatro, pasando de las 575 registradas entre octubre y diciembre de 2007 hasta las 2.018. Además, 4.607 compañías se declararon en quiebra y procedieron a la liquidación de sus activos en el pasado ejercicio, el 52% más que un año antes.

Respecto a las quiebras protagonizadas por particulares, el Servicio de Insolvencia indicó que 29.444 personas se declararon en bancarrota en el último trimestre del año, lo que supone un aumento del 18,5% en comparación con la cifra del 2007. A pesar de este repunte, en el conjunto del año 106.544 británicos se declararon en bancarrota, una cifra similar a la del 2007.