En el parqué

Alemania intentará salvar al Hypo Real Estate antes de recurrir a la nacionalización

El Gobierno alemán ha asegurado que la situación de la financiera Hypo Real Estate no está mejorando, pero ha añadido que no permitirá que la golpeada entidad colpase, en momentos en que se aceleran las versiones de una nacionalización del banco.

El ministerio de Finanzas dijo que aún espera eludir una estatización y que mantiene abiertas otras opciones para sostener la entidad, que ya ha recibido miles de millones de euros en garantías estatales.

Torsten Albig, portavoz del ministerio, dijo que la prioridad del Gobierno es evitar que Hypo caiga en la insolvencia y que espera trazar un plan de acción en el "futuro próximo".

"En este momento, no puedo dar una declaración final sobre lo que es posible. Pero por su propia información ustedes saben que la situación no está poniéndose más fácil en esta institución", Albig dijo en una conferencia de prensa.

No ofreció detalles de cuáles son las otras opciones, pero señaló que el Gobierno podría actuar antes del final de marzo.

La ley alemana no le permite al Estado comprar participaciones mayoritarias en empresas, pero un proyecto que elabora el ministerio de Finanzas propone permitir nacionalizaciones en casos en que la estabilidad financiera esté en riesgo.

El diario germano Handelsblatt apuntaba hoy la posibilidad de que el Gobierno pueda hacerse con una participación de entre el 90% y el 95% de la entidad mediante un proyecto de ley que estaría preparando el ministro de Finanzas, Peer Steinbrueck, que permitiría la expropiación de bancos para garantizar la estabilidad del sistema financiero alemán a cambio del pago de una compensación a los accionistas de la entidad equivalente al precio medio de sus acciones durante las dos semanas previas a la nacionalización.

La semana pasada, el actual consejero delegado de HRE, Axel Wieandt, admitió que la entidad sólo puede sobrevivir si cuenta con el apoyo estatal, aunque declinó precisar en qué medida sería necesaria una mayor participación del Gobierno o incluso la potencial nacionalización del banco y apuntó que esta cuestión deberá ser determinada por el Estado.

"HRE sólo tendrá un futuro positivo si cuenta con el apoyo del Estado federal", apuntó el banquero en una entrevista concedida al diario Süddeutsche Zeitung, en la que advirtió de que la supervivencia de la entidad "va en interés del sistema financiero alemán".