Resultados

La Caixa ajusta su plan estratégico tras aumentar un 2% el beneficio recurrente

La Caixa mantendrá las líneas maestras del plan estratégico hasta 2010, pero lo amoldará a la nueva situación económica, cerrando 150 oficinas. El resultado recurrente de 2008 fue de 2.052 millones de euros, un 2% más. El beneficio atribuido cayó un 27%.Añade 250 millones de dotaciones voluntarias para futuros riesgos

La falta de plusvalías del pasado ejercicio, frente a los 577 millones de euros ingresados en 2007, y el fuerte aumento de las dotaciones han provocado una importante caída en el beneficio atribuido de La Caixa. La tercera entidad financiera española cerró diciembre con un resultado de 1.802 millones, un 27,6% menos sobre el del año anterior. Si se compara sólo el negocio recurrente, la foto no desluce tanto al ganar 2.052 millones, un 2% más.

A pesar de ello, el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, calificó los resultados de 'muy satisfactorios'. El máximo responsable de la caja explicó que había sido un 'ejercicio complejo, con aumentos de la morosidad, tensiones de liquidez, caída de beneficios y crisis de solvencia', pero señaló que lo que más le había preocupado había sido la 'falta de confianza, que ha afectado a todos, tanto instituciones como ciudadanos'.

No obstante, fue algo más optimista que el resto de sus competidores. 'El segundo semestre de este año será el punto de inflexión'. No obstante, la entidad ha preferido ser prudente y contener algunos aspectos del plan estratégico 2007-2010. El director general de La Caixa, Juan María Nin, aseguró que no habían detenido las 'líneas maestras' del mismo, pero que se acomodarían a la actual crisis.

Entre los ajustes citó el cierre de 150 oficinas para este ejercicio y, respecto a la expansión internacional, el presidente Fainé no tuvo inconveniente en aclarar que 'la situación económica condicionará las decisiones de inversión. Analizar ahora la proyección de un negocio es más difícil, pese a que en el otro lado de la balanza se encuentran los precios irrisorios, pero hay que extremar la prudencia'.

En este sentido, la entidad catalana ha aumentado las dotaciones 'voluntarias' para riesgos futuros. Si en 2007 destinó a este epígrafe 100 millones netos, en el pasado año se incrementó la cantidad a 250 millones, que se incluyen dentro de los 1.388 millones de euros brutos que forman el total de coberturas. El fondo para insolvencias específicas -para cubrir la morosidad- se eleva a 1.136 millones mientras que las insolvencias genéricas -para cubrir el aumento del crédito- llega a 1.890 millones de euros.

La morosidad de la entidad se situó en el 2,48% y con una clara tendencia al alza, que Nin no quiso precisar. La ratio de cobertura se deterioró y está ya en el 66%, desde el 281% registrado en 2007. Fainé matizó que el nivel de cobertura alcanzado en 2008 'es normal en toda Europa', y que aumenta hasta el 129% añadiendo las garantías hipotecarias. Para reducir el volumen de impagos, la entidad cuenta con 531 especialistas en la gestión de mora y seguimiento de promociones inmobiliarias. La Caixa ha asumido 550 millones en activos inmobiliarios durante el ejercicio recién cerrado.

El volumen de negocio de la primera caja española, que prevé cerrar en tres meses el acuerdo con Société Générale (Boursorama) para lanzar un banco online, aumentó un 6,9% por los créditos sobre clientes, que aumentaron un 9%, hasta los 176.100 millones de euros. El nivel de liquidez se sitúa en los 22.262 millones (el 8,5% de los activos), que además es disponible de forma inmediata en un 90%. Los vencimientos de deuda de 2009 alcanzan los 3.170 millones.

Evolución de Criteria

Los ingresos de la cartera de participadas aumentaron un 13,6%, pero las plusvalías latentes de las sociedades cotizadas a través de Criteria se redujeron drásticamente, de los 12.033 millones de 2007 a los 1.026 millones de diciembre pasado. En este sentido, Criteria anunció ayer a la CNMV que prevé compensar con beneficios extraordinarios de 2008 el 'deterioro de sus inversiones'. Con todo, mantendrá su política de dividendos, estimada en 0,21 euros por acción (ya han sido abonados 0,15 euros) para 2008.

Sobre las participadas industriales, Fainé señaló que no 'existe problema alguno en vender activos' en el proceso de la oferta de Gas Natural sobre Unión Fenosa, valorando positivamente que 'es una operación importante en el sector en la que tenemos asegurada toda la financiación'. Respecto a posibles cambios accionariales en Repsol, el presidente de La Caixa y consejero de la petrolera remarcó que 'como socios relevantes estamos interesados en conocer las situaciones', aunque dijo que 'actualmente no existen contactos'.

Ley de cajas

La ley de cajas catalana 'es modélica' para Fainé, al contar con una representación de diputaciones y ayuntamientos del 25% en los órganos de gobierno, sistema similar al de otras zonas como Galicia y Asturias. Fainé añadió que hay que ser respetuoso con otros marcos legales.