'Telecos'

Telefónica entrará en el móvil 3G de China de la mano de Unicom

Telefónica ha logrado su objetivo. Ya no es sólo un accionista financiero de China Unicom, sino que ha trasladado a esta compañía el pacto que tenía con su desaparecida socia, Netcom, y que le permitirá entrar en el móvil 3G de China.

Telefónica entrará en el móvil 3G de China de la mano de Unicom
Telefónica entrará en el móvil 3G de China de la mano de Unicom

El interés de Telefónica por mantener vivo su puente con China ha fructificado. La operadora ha trabajado para ello desde que la reestructuración del sector de telecomunicaciones en el país asiático condenó a la desaparición a su socia desde 2005, China Netcom, absorbida por la operadora de telefonía móvil Unicom. Como resultado se creó una nueva empresa mucho mayor, con negocios tanto en telefonía fija y banda ancha como en celular. Pero este movimiento dejó en el aire el acuerdo estratégico de colaboración que Telefónica había conseguido firmar con Netcom tras años de negociaciones.

Ahora se ha vuelto a recuperar. A última hora de la tarde del viernes y en presencia del presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro chino, Wen Jiabao, Telefónica y China Unicom rubricaron en La Moncloa un nuevo pacto.

Es un acuerdo de colaboración todavía por desarrollar, pero que incluye buena parte de los avances conseguidos con China Netcom. Así lo han firmado César Alierta y Chang Xiaobing, presidentes de Telefónica y China Unicom, respectivamente, en una actuación que significa que la primera pasa de ser un mero accionista de la segunda a un socio colaborador.

TELEFÓNICA 3,91 -2,88%

La materia más importante del acuerdo es la que afecta a dos conocimientos que Telefónica tiene, pero China Unicom no, y a los que debe enfrentarse. En primer lugar, la nueva operadora asiática acaba de convertirse en una compañía integrada, tras la unión del negocio de telefonía fija de Netcom y el celular de Unicom. Telefónica ha pasado por esa convergencia hace poco, así que un punto específico del acuerdo firmado el viernes incide en la cooperación en servicios integrados, según la información comunicada por las compañías.

Más significativa es la segunda área de colaboración, la telefonía móvil de tercera generación (3G). China Unicom acaba de ganar una licencia de esta tecnología y el estándar que le han adjudicado es el que se utiliza en Europa y, por tanto, el que opera Telefónica en varios países del Viejo Continente. Por eso, su cooperación podría ser determinante para Unicom, sin experiencia en la materia.

Las áreas en las que las nuevas socias han firmado colaborar también contemplan el 'desarrollo de nuevos servicios' o 'las iniciativas comunes en negocios internacionales', al igual que las 'compras conjuntas de infraestructuras, dispositivos y terminales, plataformas para innovación, así como servicios a clientes corporativos'.

Si se tiene en cuenta que China Unicom tiene 260 millones de clientes y Telefónica, más de 250 millones, la posibilidad de unir fuerzas para comprar puede suponer ahorros importantes por el volumen de los pedidos.

Todo dependerá del grado de concreción y resultados prácticos a los que llegue el acuerdo. La experiencia con China Netcom habla de avances lentos y ciertas dificultades para materializar los pactos, pero la posibilidad de acceder a un mercado como China y al conocimiento tecnológico del país y de las operadoras asiáticas compensan los retrasos, según aseguran fuentes cercanas a Telefónica.

César Alierta siempre lo ha tenido claro, sobre todo por la conexión entre China y Latinoamérica. Telefónica era el primer accionista privado de China Netcom y no dudó en invertir 800 millones de euros para mantener esta posición en la nueva China Unicom y alcanzar un 5,38% del capital. El acuerdo firmado el viernes es el resultado de este convencimiento.

La filial chilena CTC gana un 49% más y vence su pulso con Slim

La filial chilena de Telefónica, CTC, ha ganado un 49% más en 2008, gracias en parte a las plusvalías conseguidas por la venta de una participada, puesto que los ingresos cayeron un 0,9%. El beneficio se situó en 17.611 millones de pesos -22,4 millones de euros-.

Al alza en los resultados se unió el viernes la publicación de otra buena noticia para CTC. La autoridad antimonopolio hizo oficial su decisión de rechazar la demanda interpuesta por una de las empresas del magnate mexicano Carlos Slim en la que le acusaba de prácticas abusivas. Por último, CTC ha anunciado que planea emitir 430 millones en bonos.