Crisis financiera

El Gobierno británico ofrece la nacionalización a los colegios privados que tengan problemas financieros

El Gobierno británico podría nacionalizar algunos colegios e institutos privados que se vean afectados por la recesión para convertirlos en academias -institutos públicos- con financiación estatal, según reconoció el viceministro para Colegios y Estudiantes del Gobierno, Jim Knight, en declaraciones publicadas por The Guardian.

Knight indicó que estudiarán cualquier solicitud que presenten los colegios privados para pasar a ser academias en regiones en las que exista demanda de más plazas de enseñanza pública. "La actual situación económica podría provocar un mayor interés de los colegios independientes por el programa de academias", dijo.

"Seguiremos teniendo en cuenta las solicitudes de colegios independientes en las que se necesiten buenos institutos, donde los colegios que se conviertan en academias puedan apoyar este objetivo", explicó.

Según el diario, miles de padres han decidido abandonar el sector privado y solicitarán el ingreso de sus hijos en escuelas e institutos públicos para septiembre, cuando comienza el nuevo año lectivo.

Las nuevas academias rebajarán la cuota que se deberá pagar, así como los criterios de las pruebas de acceso para cumplir con la normativa educativa nacional. A cambio, tendrán financiación pública, pero mantendrán cierta independencia sobre cuestiones como la contratación de personal o el curriculum académico, habitualmente más extenso que el de los institutos públicos.

John Bangs, del Sindicato Nacional de Profesores, no dudó en calificar la iniciativa de "plan de rescate" para colegios privados. "Es un plan de rescate para esos colegios. Es la antítesis del planteamiento inicial del programa (de academias), que buscaba satisfacer las necesidades de los alumnos desfavorecidos", dijo en declaraciones al 'Daily Telegraph'.

Las academias fueron creadas durante el gobierno del ex primer ministro Tony Blair como buque insignia de la nueva política educativa, centradas sobre todo en áreas deprimidas y de menores ingresos.

Cerca de 600.000 estudiantes, aproximadamente un 7 por ciento de la población en edad escolar, están inscritos en colegios privados, un porcentaje considerado elevado en Reino Unido, con cifras similares a las alcanzadas en la década de 1960, antes de las crisis de los 70 y los 80. Desde entonces, los resultados académicos de los estudiantes del sector público también han mejorado sustancialmente hasta rivalizar incluso con los del sector privado.

Cinco colegios privados, dos de ellos en Bristol, ya se han convertido en academias y otro más lo será a partir de septiembre, pero todos ellos niegan que esta medida se deba a problemas financieros. En cualquier caso, Bristol es una de las zonas con mayor tradición de colegios privados en Reino Unido.