Indicadores

La agudización de la crisis económica modera el déficit por cuenta corriente

No hay mal que por bien no venga, ni falta consuelo para los optimistas. El estancamiento de la demanda interna que sufre la economía española ha propiciado un frenazo de las importaciones. Y ello, a su vez, ha servido para aliviar uno de los más graves desequilibrios de la economía: el déficit corriente. Según los datos publicados el viernes por el Banco de España, el desequilibrio por cuenta corriente alcanzó en noviembre los 8.541 millones de euros, lo que supone una fuerte caída frente a los 10.803 millones de saldo en el mismo mes del año anterior.

Si se toman como referencia los once primeros meses de cada ejercicio, en 2008 el déficit todavía era un 1,5% mayor que el del ejercicio anterior, totalizando 98.291 millones. En cualquier caso, el aumento mantiene una tendencia bajista que puede convertirse en estancamiento o crecimiento negativo en los próximos meses.

En esos once meses, las importaciones apenas aumentaron un 2,5%, muy por debajo del 4,7% de avance de las exportaciones. Como resultado, el déficit comercial se redujo un 2,3% en tasa interanual, hasta situarse en 78.587 millones.

También contribuyó a la desaceleración de las necesidades globales de financiación el avance del superávit de servicios, que creció un 6,5%, hasta los 22.923 millones. Al margen de una mejora del 0,5% del superávit del turismo, el grueso de la mejora se debe a la caída de 1.285 millones en el déficit de otros servicios.

Por lo demás, el déficit de la balanza de rentas se situó en 32.285 millones (3.588 más que entre enero y noviembre de 2007), y el de transferencias corrientes también aumentó hasta los 10.342 millones.

El director del Instituto de Estudios Económicos, Juan Iranzo, advirtió de que el déficit exterior sigue siendo uno de los 'principales problemas que tiene la economía española', informa Efe. Iranzo afirmó asimismo de que España es 'más débil' ante el exterior porque además de las necesidades de financiación exterior que provoca el déficit por cuenta corriente, hay un mayor déficit público que se tiene que financiar en los mercados internacionales.