Mercados

El Ibex cierra el segundo peor enero de su historia con un retroceso del 8,11%

Sin rally de comienzo de año, ni nada que se le parezca. El Ibex 35 ha despedido con un recorte del 8,11% el que ya se ha consolidado como el segundo peor enero de su historia. En un panorama dominado por los mismos miedos con los que despidió 2008 y una crisis global que se hace evidente a través de datos macroeconómicos y resultados empresariales, el resto de Europa se ha visto obligada a unirse a los descensos. (Ver gráfico detallado).

El pasado enero, cuando las consecuencias de la crisis global eran un constante interrogante, el Ibex 35 perdió un 12,87%. Un año después, cuando las quiebras, los 'profit warning', los devastadores efectos en las cuentas de resultados y los recortes de empleo están a la orden del día, ha vuelto a perder abultadas posiciones. Con un descenso del 8,11%, que ha convertido este mes en el segundo peor enero de su historia, está claro que no ha sido un buen comienzo de año. Sin embargo, y como aspectos positivos, el selectivo ha conseguido no tocar los mínimos de octubre del año pasado y ha luchado con uñas y dientes por conservar la cota psicológica de los 8.000 puntos. El próximo lunes, el índice afrontará febrero desde los 8.450 puntos.

Ante este panorama, el resto de Europa tampoco ha tenido más opciones que sumarse a la espiral de números rojos, de manera que el Ftse londinense ha restado un 6,42% mensual, mientras que el Cac parisino ha cedido un 7,58% y el Dax de Fráncfort ha perdido un 9,81%.

"Como aspecto positivo hay que destacar que los bancos centrales están tomando todas las medidas necesarias y podemos estar más cerca de que estas medidas tengan un reflejo en las Bolsas. Para lo que queda de año, recomendamos valores defensivos y no aconsejamos estar en el sector financiero, porque los riesgos que asumimos en ese sector son demasiado elevados", señala Susana Felpeto, de Atlas Capital.

SANTANDER 4,10 3,27%
TÉCNICAS REUNIDAS 22,74 1,43%

Y es que las buenas noticias que se han sido sucediendo, como la toma de posesión de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, la aprobación por parte de la Cámara de Representantes de su plan de estímulo fiscal, la posible creación de un banco público que compre los activos tóxicos de las entidades financieras o el recorte de tipos llevado a cabo por el Banco Central Europeo, se han quedado en el olvido ante nuevos despidos, como los de Motorola, Boeing o Renault, entre muchos otros, o quiebras, como la de Nortel.

La economía real, por su parte, ha vuelto a poner las cartas sobre la mesa. Y, con la mayor destrucción de empleo en EE UU desde la II Guerra Mundial, más desplomes en los datos del sector inmobiliario y un PIB estadounidense que pese a ser mejor de lo esperado ha registrado su mayor caída desde 1982, la partida, sin ninguna duda, estaba perdida. En España, la revisión a la baja de las perspectivas sobre la calificación crediticia de la deuda tampoco ha ayudado a inyectar confianza en el mercado.

Pero como las malas noticias suelen venir acompañadas, el inicio de la presentación de resultados a uno y otro lado del Atlántico ha llegado con nuevas pérdidas en las cuentas empresariales. Citigroup, Bank of America, Royal Bank of Scotland, Alcoa o AT&T han dejado ver la repercusión de la crisis global en sus balances, mientras que en el mercado español, la banca ha mostrado cierta fortaleza a través de sus cuentas.

Sin embargo, y con la única excepción de Bankinter, que ha avanzado un 7,45%, los recortes han sido la tónica generalizada en el sector. Sabadell, que ha publicado unos resultados en línea con lo esperado por los expertos, ha registrado las mayores pérdidas con un retroceso del 19,18% en el precio de sus títulos. Banesto, que ha cedido un 11,63% en enero, y Popular, que ha perdido un 11,51% tras señalar que descarta ampliar capital, también se han situado en la parte baja de la tabla. Por su parte, Santander, que presentará resultados la próxima semana, se ha dejado un 6,37%después deadelantar que en 2008 ha obtenido un beneficio de 8.876 millones de euros y explicar que mantendrá el dividendo, mientras que BBVA, que ha reducido el 'pay-out' (porcentaje de los beneficios que se destina a la retribución al accionista) hasta el 30% en 2009,ha perdidoun 15,36%.

El resto de los grandes valores se ha unido a los descensos. Iberdrola ha perdido un 7,03%, Repsol ha restado un 7,02% y Telefónica lo ha hecho en un 12,11% pese a lanzar un mensaje de fortaleza al mercado al elevar su dividendo.

Grifols, valor defensivo

Las mayores ganancias han sido precisamente para una compañía que desde hace tiempo forma parte de las carteras de numerosas firmas de análisis. Grifols, que ha sido incluida por Ibersecurities o BPI en su lista de midcaps favoritos, se ha revalorizado un 11,94% en lo que llevamos de año. Técnicas Reunidas, que también cuenta con el favor de muchos expertos, ha sumado un 10,54%, mientras que Ferrovial ha ganado un 6,33%.

En el mercado de divisas, el euro ha perdido posiciones frente al dólar al cambiarse a 1,2809 'billetes verdes'. El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotiza a 46,11 dólares un día después de que la OPEP haya advertido en la ciudad Suiza de Davos que actuará de nuevo si el precio del petróleo sigue bajo.